Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin confirma que Snowden permanece en el aeropuerto de Moscú sin pisar suelo ruso

Vládimir Putin durante la conferencia de prensa con el presidente de FinlandiaReuters

Vládimir Putin ha desvelado el paradero del hombre más buscado en las últimas horas. Edward Snowden, el exespía de la CIA no ha salido de la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremetiévo al que llegó el pasado domingo procedende de Hong Kong. El episodio está sacando a la luz las viejas tácticas ya olvidades de la Guerra Fría. Y es que este martes hemos conocido que China y Rusia han rechazado las acusaciones de Washington de estar ayudando al Snowden a escapar de justicia norteamericana.

El presidente  ruso ha dado a conocer la noticia durante su viaje oficial a Finlandia. Allí ha informado que Snowden no ha entrado ofiailmente en suelo ruso y que permanece, por el momento, en la zona de tránsito de la dependencias aeroportuarias, por loq ue, y que "cuanto antes elija destino y se vaya del país, mejor para él y para nosotros".
Putín ha negado que el exagente estadounidense vaya a ser extraditado a su país ya que Rusia y Estados Unidos no tiene firmado ningún acuerdo sobre esta materia. También ha negado que Snowden haya cometidos delito alguno en suelo rulo y ha asegurado que aún no ha traspasado las fronteras del país. por lo que no se ha visto obligado a  mostrar su pasaporte a las autoridades rusas.
China y Rusia se defienden
Este juego del ratón y el jato está sentando muy mal en Washington que, en las últimas hora ha acusado a sus dos grandes rivales de obstaculizar la entrega del exagente de la CIA a la justicia de su país para ser juzgado en suelo norteamericano.
Rusia y China ya han respondido. Ambas potencias han  rechazado las acusaciones de Estados Unidos así como de profundizar en una disputa entre las países cuya cooperación sería esencial para solucionar conflictos globales como la guerra en Siria.
El Departamento de Estado estadounidense dijo que diplomáticos y funcionarios del Departamento de Justicia estaban manteniendo conversaciones con Rusia, y sugirió que estaban buscando un acuerdo para asegurar el regreso del acusado para que enfrente cargos de espionaje en su país.
Una fuente aeroportuaria indicó que el estadounidense de 30 años, que pidió asilo a Ecuador, había arribado a Rusia el domingo y que había reservado un lugar en un vuelo a Cuba el lunes, pero que no había subido.
Periodistas que acampan fuera de la terminal aérea no han visto al acusado dentro ni saliendo del área de tránsito, y señalan que la fuerte presencia de personal de seguridad se había relajado en las últimas 24 horas. No se ha registrado en un hotel de la zona de tránsito, según fuentes del lugar.
Un recepcionista del Hotel Cápsula "Air Express", un complejo de 47 habitaciones básicas dijo que Snowden había llegado el domingo, mirado la lista de precios y luego se había ido.
Funcionarios estadounidenses criticaron a Pekín y a Moscú el lunes por permitir que Snowden escape, pero los socios de Washington en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ya en tensión con Estados Unidos por el conflicto en Siria, le dieron la espalda indignados.
"Las críticas de Estados Unidos al Gobierno central de China son infundadas. China no puede aceptarlas de ninguna manera", dijo la portavoz del Ministro de Relaciones Exteriores Hua Chunying en Pekín, también minimizando la crítica estadounidense a Hong Kong, territorio chino, por permitir que Snowden se vaya.
El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, negó las sugerencias de que Moscú había ayudado a Snowden de alguna forma, incluso permitiendo que vuele hacia Sheremetyevo.
"Él escogió su itinerario solo. Sabemos de eso (...) por los medios. No ha cruzado la frontera rusa", dijo Lavrov.
"Consideramos que los intentos de acusar al lado ruso de violar las leyes estadounidenses, y prácticamente de involucrarlo en un complot, son absolutamente infundados e inaceptables", agregó.
La insistencia de Lavrov en que Snowden no ingresó en Rusia implica que no ha abandonado el área de tránsito del aeropuerto, usada por los pasajeros que vuelan de una terminal no rusa a otra sin pasar por el área de control de pasaportes o requerimiento de visa.
El área de tránsito es territorio soberano ruso, pero podría argumentarse que permaneciendo allí Snowden no ingresó formalmente al país, una medida que podría implicar que el presidente Vladimir Putin está ayudando a un fugitivo.
La agencia de noticias Interfax citó a una fuente "en la capital rusa" diciendo que Snowden podría ser detenido para chequear la validez de su pasaporte si cruzaba la frontera del país.
Snowden está viajando con un documento de refugiado provisto por Ecuador, dijo el famoso grupo de filtraciones WikiLeaks.
Putin no suele dudar en celebrar a quienes desafían a Washington, pero tiene interés en mantener en pie las relaciones con Estados Unidos en momentos en que ambas partes intentan mejorar la cooperación en seguridad y acuerdan una conferencia de paz sobre Siria.
Discusiones entre EEUU y Rusia
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Estados Unidos supone que Snowden sigue en Rusia.
Snowden, cuya exposición de la vigilancia generó dudas sobre las libertades civiles en Estados Unidos, viajó a Moscú luego de haber sido autorizado de abandonar Hong Kong aún cuando Washington había pedido al territorio chino que lo detuviera.
Se esperaba que el joven, hasta hace poco contratista de la Agencia de Seguridad de Estados Unidos (NSA por su sigla en inglés), viajara a La Habana desde Moscú el lunes, para arribar finalmente a Ecuador, según fuentes de la aerolínea rusa Aeroflot.
No hay vuelos directos de Moscú a Quito, que ha dicho que está evaluando el pedido de asilo de Snowden.
Ecuador, como Cuba y Venezuela, es miembro del ALBA, una alianza de gobiernos de izquierda en América Latina que se denominan antiimperialistas.
El Gobierno de Quito ha estado brindando refugio al fundador de Wikileaks, Julian Assange, en su embajada en Londres en los últimos cuatro años.
La fuente aeroportuaria confirmó que Snowden estaba viajando con Sarah Harrison, una investigadora legal que trabaja para Wikileaks.
"Ella (Harrison) llegó con Edward Snowden desde Hong Kong el 23 de junio alrededor de las 5 p.m.", dijo la fuente. "Él tenía un boleto para ir a La Habana el 24 (de junio) pero no lo usó. Ella también tenía uno, pero tampoco lo empleó", agregó.
Funcionarios de Estados Unidos dijeron que las agencias de seguridad estaban preocupadas porque no sabían cuánto material sensible podría tener Snowden en su poder y que el ex agente podría haber tomado más documentos de los que se estimó inicialmente.