Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecuador anuncia que actuará con firmeza contra los implicados en los sobornos de Odebrecht

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, ha anunciado este viernes que Quito actuará con firmeza en el caso de los presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, que según un informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos, involucraría a funcionarios ecuatorianos.
"Es un tema muy delicado, que tiene que ser investigado a profundidad y la Fiscalía ya ha requerido la información a Estados Unidos", ha señalado Glas en unas declaraciones que recoge la agencia ecuatoriana Andes.
Según un informe de Washington, entre 2007 y 2016 en Ecuador, Odebrecht habría pagado en sobornos unos 33,5 millones de dólares a funcionarios.
"Más allá de la ejecución de los contratos, este es un tema que tiene que ser investigado a profundidad y actuaremos con toda la firmeza del caso", ha subrayado el vicepresidente.
En el caso específico de Ecuador, el Gobierno expulsó a Odebrecht por incumplimientos en la construcción de una hidroeléctrica en la provincia de Pastaza. Según Glas, en este asunto Quito siempre ha actuado con transparencia y el regreso de la constructora al país andino se realizó mediante el resarcimiento al Estado.
Posteriormente, la empresa brasileña licitó y obtuvo contratos públicos que según Glas han sido debidamente auditados y fiscalizados por las autoridades del estado.
LOS SOBORNOS DE ODERBRECHT, EN EL MARCO DEL CASO LAVA JATO
El acuerdo al que la constructora brasileña Odebrecht llegó este jueves con varios países para admitir sobornos a funcionarios por la adjudicación de contratos públicos y pagar una multa millonaria a cambio de la retirada de los cargos ha propiciado el inicio de investigaciones por corrupción en gran parte de América Latina.
Odebrecht y la petroquímica brasileña Braskem han llegado a un acuerdo en el que admiten el pago de sobornos a funcionarios de 12 países para conseguir contratos públicos. Ambas compañías se han comprometido a pagar conjuntamente una multa de 3.500 millones de dólares a cambio de que se retiren los cargos en Estados Unidos, Suiza y Brasil.
Este acuerdo se enmarca en las investigaciones estadounidenses por el caso 'Lava Jato', en el que las autoridades brasileñas indagan en una red de pago y cobro de sobornos a políticos de distinto signo para lograr contratos de la petrolera estatal, Petrobras.
La empresa constructora ha reconocido el pagó más de 2.000 millones de dólares en sobornos a funcionarios y políticos brasileños y otros 439 millones de dólares en otros países de la región, siendo Venezuela, Panamá y República Dominicana los más afectados.