Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ecuador critica la suspensión de Venezuela en MERCOSUR y pide respeto a la Asamblea Constituyente de Maduro

El Gobierno de Ecuador ha criticado la decisión del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) de suspender a Venezuela como país miembro por considerar que el Gobierno de Nicolás Maduro ha vulnerado el orden democrático con la Asamblea Constituyente y ha reclamado respeto para "la voluntad general del pueblo venezolano", defendiendo así la iniciativa 'chavista'.
"Ecuador, frente a la decisión del MERCOSUR de suspender a Venezuela, destaca que la observancia y el pleno apego a las normas del Derecho Internacional, sin distinciones de ninguna naturaleza, constituye y debe constituir la norma básica de conducta y convivencia entre los estados y pueblos del mundo", ha dicho el Ministerio de Exteriores en un comunicado.
El Ejecutivo de Lenín Moreno ha sostenido que "cada Estado tiene el derecho inalienable de escoger su sistema político, económico, social y cultural sin interferencia de ninguna naturaleza de otro Estado, como una condición esencial para garantizar la convivencia pacífica entre las naciones y consolidar la paz".
En este sentido, la nación andina ha defendido "el derecho que asiste al pueblo venezolano para dar una respuesta libre y soberana a fin de superar su situación interna de conformidad con su Constitución, leyes e instituciones democráticas".
"Ninguna voluntad extraña puede conminar al Gobierno de Venezuela a tomar decisiones contrapuestas a sus intereses legítimos, ni a desconocer la voluntad general de su pueblo, que se ha expresado en las urnas a favor de instalar el Poder Constituyente", ha afirmado.
Para Ecuador, "estas determinaciones del pueblo venezolano no pueden ser cuestionadas por terceros estados sin que dicho acto constituya una injerencia en los asuntos internos de un país soberano que se encuentra empeñado en solucionar democráticamente su situación interna".
Además, las autoridades ecuatorianas han aprovechado para "reiterar, una vez más, su apoyo al diálogo constructivo" entre Gobierno y oposición, insistiendo en que "acompañarán cualquier proceso que procure lograr la paz y la reconciliación de este hermano país".
Esta declaración contrasta con la realizada el fin de semana por el fiscal general de Ecuador, Carlos Baca, para expresar su "preocupación" por la decisión de la Asamblea Constituyente de Venezuela de cesar a su homóloga, Luisa Ortega Díaz, tras sus críticas a Maduro, al que ésta ha llegado a acusar de "terrorismo de Estado".
El pronunciamiento de Ecuador es significativo porque, si bien no pertenece al ala dura de la corriente 'bolivariana', es uno de los países alineados con el Gobierno venezolano. Sin embargo, Moreno, que llegó al cargo el pasado mayo, ha comenzado a desmarcarse de las políticas de su antecesor, Rafael Correa.