Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diálogo de paz con el ELN comenzará el 8 de febrero en Quito, según fuentes

La "fase pública" de las conversaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) comenzará el próximo 8 de febrero en Quito, según han informado fuentes de las negociaciones a la prensa local.
De acuerdo con los medios colombianos, las delegaciones del Gobierno y el ELN han logrado cerrar un pacto, después de cinco días de negociaciones en la capital ecuatoriana, para fijar un nuevo calendario para el diálogo de paz.
Por virtud de dicho acuerdo, que permitiría el inicio del diálogo en dicha fecha, la guerrilla se habría comprometido a liberar en estas semanas al ex congresista Odín Sánchez, mientras que el Ejecutivo tendrá que indultar a dos miembros del grupo armado.
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, será el encargado de hacer el anuncio desde el Foro Económico Mundial de Davos, donde se encuentra. Desde allí, ha augurado que este miércoles habría "magníficas noticias" desde Quito.
La insurgencia, por su parte, había apuntado a una fecha más temprana en su cuenta oficial de Twitter. "El ELN tiene toda la disposición para que en este mes de enero sea una realidad la instalación de la mesa pública", ha escrito.
Las partes retomaron el sábado los contactos en la capital ecuatoriana para destrabar el proceso de paz, que permanecen estancado desde el pasado 31 de marzo, cuando se anunció, debido a la negativa del ELN a entregar a los rehenes y del Gobierno a indultar guerrilleros.
Las negociaciones sobre la agenda de paz pactada el año pasado debían haber comenzado en mayo en la capital ecuatoriana, pero se han pospuesto una y otra vez por las diferencias entre las partes, lo que hacía temer el colapso de este proceso.