Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU confirma la primera muerte por sarampión en 12 años

El Departamento de Salud del estado estadounidense de Washington ha confirmado la primera muerte por contagio de sarampión en doce años, ya que desde 2003 no consta ninguna víctima mortal por este virus en el país norteamericano.

Se trata de una mujer, aunque las autoridades no han proporcionado más información respecto a su identidad. El Departamento de Salud cree que contrajo el virus de sarampión en un centro de salud local, después de que se registrara un reciente brote en el condado de Clallam.
"La mujer tenía otros problemas de salud y estaba tomando medicamentos que contribuyeron a debilitar el sistema inmunológico. No tenía algunos de los síntomas comunes del sarampión como erupción, por lo que la infección no fue descubierta hasta después de su muerte. La causa de la muerte fue la neumonía causada por el sarampión", ha detallado el organismo estatal.
En lo que va de este año, once personas han sido diagnosticadas con sarampión en el estado de Washington, seis de ellas en el condado de Clallam, de acuerdo con las autoridades sanitarias, tal y como informa la cadena estadounidense CNN.
Estados Unidos declaró que el sarampión había sido eliminado en el país en el año 2000, pero el número de casos ha ido creciendo desde el año 2008, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), que atribuye el aumento de casos de sarampión al crecimiento del número de personas que no están vacunadas contra el virus.
Esta misma semana, el gobernador de California, Jerry Brown, ha firmado una ley que prohíbe que las creencias personales y religiosas de las familias sean razones para que sus hijos no sean vacunados con las dosis que se administran en las escuelas, según añade el citado medio de comunicación.