Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU inicia la retirada de sus fuerzas desplegadas en RCA para intentar capturar a Kony

Estados Unidos ha iniciado este miércoles la retirada de sus fuerzas especiales destinadas a República Centroafricana (RCA) para intentar capturar al líder del Ejército de Resistencia del Señor (LRA), según ha informado la emisora Radio France Internationale.
Washington anunció en marzo que se iba a retirarse de su misión contra Kony, argumentando que los insurgentes estaban "drasticamente debilitados".
"Obviamente estamos preocupados acerca de la posibilidad de que el LRA vuelva a sus orígenes", declaró Thomas Waldhauser, el principal comandante estadounidense desplazado en la zona.
"Seguiremos trabajando en esos países con entrenamientos y ejercicios (...) porque aunque la misión vaya a terminar oficialmente, no queremos dejar un vacío allí", dijo.
El Ejército de Uganda anunció el 19 de abril que ha comenzado a retirar a sus tropas de RCA, donde habían estado persiguiendo a Kony, argumentando que han cumplido su misión aunque éste sigue en paradero desconocido.
Uganda ha estado encabezando una fuerza regional de la Unión Africana apoyada por Estados Unidos encargada de perseguir al LRA y a Kony, quien ha sido imputado por el Tribunal Penal Internacional (TPI). Dicha fuerza ha sido incapaz de capturarle hasta la fecha.
Durante casi dos décadas, los rebeldes se enfrentaron con el Gobierno del presidente ugandés, Yoweri Museveni, desde bases en el norte del país y desde el otro lado de la frontera en lo que ahora es Sudán del Sur.
El LRA es conocido por su brutalidad y por secuestrar a niños para usarlos como combatientes y esclavos. En 2005, fueron expulsados de esas bases y se retiraron a una zona de jungla en tierra de nadie entre Sudán del Sur, República Democrática del Congo (RDC) y RCA, donde la fuerza regional sigue persiguiéndoles.