Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU rebaja al mínimo la nota de China en su informe anual sobre trata de personas

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha situado a China entre los peores países del mundo en materia de trata de personas, según un informe anual que podría agravar las tensiones entre Washington y Pekín tras aparentes gestos de acercamiento político en los últimos meses.
China ha sido degradada al nivel 3 al "no cumplir los mínimos estándares para la eliminación de la trata y no realizar esfuerzos significativos", según la explicación del Ministerio que dirige Rex Tillerson. El informe denuncia casos de trabajos forzados, esclavitud sexual, explotación y mendicidad obligada, así como trata de personas procedentes de otros países.
Aunque Washington admite que Pekín ha dado "algunos pasos" para resolver estas cuestiones, considera que no es suficiente, según los extractos del documento recogidos por los medios estadounidenses.
Los protocolos establecidos por el Gobierno norteamericano para elaborar este informe establecen que si un país figura dos años consecutivos en el nivel 2 cae automáticamente al más bajo, aunque el secretario de Estado tiene la potestad de conceder una moratoria de dos años. En 2016, China recibió esta exención, pero Tillerson no ha hecho uso de ella en 2017 a pesar de que aún podía.
El gigante asiático se une a otros países como Rusia, Cuba, Irán, Tailandia, Corea del Norte y Siria en un nivel que puede dar pie a la adopción de sanciones y restricciones si así lo decide el presidente estadounidense, en este caso Donald Trump. En África, República Democrática del Congo, República del Congo, Malí y Guinea han pasado a formar parte de los países más problemáticos del mundo.
El Gobierno norteamericano también ha rebajado al nivel 2 a 14 países, entre ellos Irak, Bangladesh y Nigeria, lo que les pone en riesgo de ser degradadados en un futuro si no adoptan medidas en los próximos años. En cambio, ha elevado la nota de Birmania, Afganistán, Malasia y Qatar.