Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU, "muy preocupado" por los "fallos" de las elecciones presidenciales en Nicaragua

Estados Unidos se ha declarado este lunes "muy preocupado" por los "fallos" que a su parecer han plagado las elecciones presidenciales celebradas el pasado domingo en Nicaragua, que han concedido una rotunda victoria a Daniel Ortega, quien suma así su cuarto mandato.
"Estados Unidos está profundamente preocupado por los fallos en las elecciones presidenciales y legislativas en Nicaragua, que han imposibilitado una elección limpia el 6 de noviembre", ha dicho el Departamento de Estado en un comunicado.
A este respecto, ha denunciado que "el Gobierno nicaragüense ha apartado a los candidatos opositores, ha limitado la observación nacional en los centros de votación y el acceso a las credenciales para votar", entre "otras acciones para negar el espacio democrático".
"Vamos a seguir presionando al Gobierno nicaragüense para que respete las prácticas democráticas, incluidos la libertad de prensa y el respeto a los Derechos Humanos, conforme a las obligaciones que compartimos bajo la Carta Democrática", ha señalado.
No obstante, el Gobierno de Barack Obama ha recordado que mantiene "una fuerte alianza con el pueblo nicaragüense". "Seguiremos trabajando en nombre del pueblo nicaragüense para conseguir una Nicaragua más segura, más próspera y más democrática", ha prometido.
De acuerdo con el Consejo Supremo Electoral (CSE), con el 66 por ciento de los votos escrutados, Ortega se ha adjudicado el 72 por ciento de las papeletas emitidas. A gran distancia, Maximinio Rodríguez, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), ha logrado un 14 por ciento.
Las encuestas auguraban una ventaja de más de 60 puntos porcentuales para Ortega. Esta vez, 'el Comandante' competía sin rivales porque en el último año las instituciones nicaragüenses han dejado sin líderes a las principales formaciones opositoras.
Ortega ha planteado estos comicios como una oportunidad para preparar al pueblo nicaragüense para una transición política en la que su mujer ha sido la elegida. La hasta ahora portavoz del Gobierno ejercerá en el nuevo mandato como vicepresidenta.