Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU pide a todas las partes del conflicto en Yemen que se sumen a la 'hoja de ruta' de la ONU

El Gobierno de Estados Unidos ha pedido a las partes en conflicto en Yemen que se sumen a la 'hoja de ruta' que Naciones Unidos ha redactado para alcanzar una solución en el país, si bien ha reprobado la reacción del Gobierno yemení tras conocerse el texto.
"Estamos decepcionados por la reacción del Gobierno de Yemen al borrador de la 'hoja de ruta' de la ONU", ha señalado el viceportavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Mark Toner, en su rueda de prensa diaria.
Con estas declaraciones, Toner ha hecho referencia a la postura de Yemen, que este martes aseguró que el documento de Naciones Unidas sentaría un "peligroso precedente internacional" al legitimar la rebelión contra un Gobierno reconocido a nivel interancional.
"Como ya hemos explicado, esta 'hoja de ruta' no intenta y nunca ha intentado ser un acuerdo definitivo de paz. No obstante, ofrece un marco sólido para alcanzar el objetivo de poner fin al conflicto y devolver la seguridad y estabilidad al país, meta que debe contar con el apoyo de todos", ha añadido.
Toner ha subrayado la importancia de que "todas las partes" acepten esta 'hoja de ruta' como una base para negociar y que avancen hacia esas negociaciones de forma "inmediata" para garantizar la firma de un acuerdo de paz integral que ponga fin al conflicto y permita que "la desesperadamente necesaria asistencia humanitaria" alcance a todos los yemeníes.
"Y por eso pedimos al Gobierno de Yemen que acepte esta 'hoja de ruta'. Reconocemos que contiene opciones difíciles y que subraya que será necesario alcanzar compromisos y hacer concesiones por todas las partes para poder alcanzar un acuerdo político duradero", ha continuado.
EL CONFLICTO
Arabia Saudí lidera una coalición regional para apoyar al Gobierno del presidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi, mientras que en el bando contrario se sitúan los rebeldes huthis y las fuerzas leales al expresidente Ali Abdulá Salé, que cuentan con el respaldo de Irán.
La guerra en Yemen ha dejado un balance de más de 7.000 muertos y 36.800 heridos, según un balance publicado la semana pasada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
En su comunicado, el organismo cifró en 7.070 los muertos y en 36.818 los heridos, agregando que 2,1 millones de personas se encuentran desplazadas en el interior del país a causa del conflicto.
Asimismo, apuntó que más de 21 millones de personas tienen necesidad urgente de acceder a servicios sanitarios, denunciando los graves daños causados por la guerra al mismo.
El conflicto ha destrozado la inmensa mayoría de las infraestructuras de Yemen, por lo que gran parte de la población se ha quedado sin medios de vida y sufre inseguridad alimentaria.
De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), más de 7,5 millones de niños en Yemen necesitan asistencia sanitaria urgente y alrededor de 370.000 se encuentran al borde de sufrir desnutrición severa.