Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU condena los lanzamientos de Corea del Norte y agrega que son incidentes "demasiado frecuentes"

El Gobierno de Estados Unidos ha condenado "firmemente" este lunes el lanzamiento por parte de Corea del Norte de tres misiles balísticos al mar Oriental, agregando que estos incidentes son "demasiado frecuentes" en los últimos meses.
El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, ha recordado que estos lanzamientos "violan múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que prohíben explícitamente a Corea del Norte usar tecnología balística".
Asimismo, ha recalcado que estas acciones "amenazan a Estados Unidos, sus aliados, Japón y Corea del Sur, y otros socios de la región". "Estos lanzamientos imprudentes de Corea del Norte amenazan también la aviación civil y el comercio marítimo en la región", ha agregado.
Por ello, Kirby ha reclamado a Corea del Norte "que evite acciones y declaraciones que incrementen la tensión en la región y que se centre en dar pasos concretos para cumplir sus obligaciones y compromisos internacionales".
Las palabras de Kirby han llegado poco después de que el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, abogara nuevamente por incrementar la capacidad nuclear del país, tras supervisar personalmente los últimos lanzamientos.
El lanzamiento de los misiles, que han impactado a una distancia de entre 200 y 250 kilómetros al oeste de la isla japonesa de Hokkaido, fue realizado durante la segunda y última jornada de la cumbre de líderes del G-20, que se celebraba en la ciudad china de Hangzhou.
En la actualidad existe un clima de tensión en la península coreana tras los últimos ensayos nuclear y balístico llevados a cabo por Pyongyang en enero y febrero, respectivamente, criticados por la práctica totalidad de la comunidad internacional.
Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.
Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.