Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU expresa su "indignación" con el bombardeo contra un convoy humanitario en Alepo

El Gobierno de Estados Unidos ha expresado este lunes su "indignación" con el bombardeo contra un convoy humanitario de Naciones Unidas y la Media Luna Roja Siria en la provincia de Alepo, que se ha saldado con doce muertos.
"El destino de este convoy era conocido por el régimen sirio y Rusia, y pese a ello los trabajadores humanitarios murieron en su intento de ayudar al pueblo sirio", ha lamentado el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby.
Así, ha asegurado que "Estados Unidos tratará este asunto directamente con Rusia", recalcando que "dada la flagrante violación del alto el fuego, se analizará también cualquier futuro acuerdo de cooperación con Rusia".
Kirby ha recordado además que "durante más de una semana, el régimen sirio negó en repetidas ocasiones la entrada de estos convoyes, evitando que entregaran comida, agua y medicamentos".
El convoy de Naciones Unidas y la Media Luna Roja Árabe ha sido bombardeado en la provincia de Alepo cuando iba a entregar ayuda para 78.000 personas en la localidad de Urm al Kubra.
El suceso ha tenido lugar apenas dos días después de que más de 80 militares sirios murieran y un centenar resultaran heridos en un bombardeo estadounidense en Deir Ezzor. Washington achacó lo ocurrido a un error, lo que ha sido rechazado por Damasco.
El 12 de septiembre entró en vigor el alto el fuego pactado por Estados Unidos y Rusia, pero este mismo lunes el Ejército sirio lo dio por concluido el armisticio en respuesta a las "numerosas infracciones" de los grupos armados de la oposición.