Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU describe como "un importante paso" las elecciones parlamentarias en Macedonia

El Gobierno de Estados Unidos ha descrito este lunes como "un importante primer paso para salir de la crisis" la celebración de elecciones parlamentarias en Macedonia.
El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, ha pedido "a las partes que formen el nuevo Gobierno" que "trabajen de forma constructiva con la oposición para poner en marcha reformas que ahonden el proceso de integración euro-atlántica".
"Garantizo al pueblo de Macedonia que, mientras continúan estos esfuerzos, encontrarán en Estados Unidos a un socio", ha manifestado durante una rueda de prensa.
Asimismo, ha destacado que las informaciones preliminares muestran que las elecciones "fueron competitivas" y que "las libertades fundamentales han sido respetadas de forma general".
"La participación fue alta y las elecciones tuvieron lugar de forma calmada y ordenada, con unos pocos casos de irregularidades de procedimiento", ha añadido.
Pese a ello, Kirby ha manifestado la preocupación de Estados Unidos por los "preparativos administrativos" de las elecciones, pidiendo al nuevo Ejecutivo "que siga trabajando para mejorar las capacidades de la comisión electoral y resolver los problemas estructurales y legales en el registro de votantes".
El Partido Democrático para la Unidad Nacional Macedonia (CMRO-DPMNE) del ex primer ministro Nikola Gruevski, ha conseguido 51 de los 120 escaños que forman el Parlamento, dos más que los obtenidos por la oposición socialdemócrata, ha informado este lunes la Comisión Electoral.
El CMRO-DPMNE se ha adjudicado el 38 por ciento de los votos, una ajustada pero suficiente victoria sobre la Unión Socialdemócrata (SDSM), que se ha quedado con un 36,67 por ciento, de acuerdo con los resultados oficiales, con el escrutinio completado al 99,83 por ciento.
Estas cifras dejan a Gruevski y sus aliados con 51 diputados, mientras que la SDSM se queda con 49. Por detrás quedan la Unión Democrática para la Integración (DUI), con 10; el nuevo partido albanés BESA, con cinco; la Alianza para los Albaneses, con tres; y el Partido Democrático de los Albaneses (DPA), con dos.
Esta vez el voto étnico se ha difuminado, a diferencia de anteriores comicios. El DUI, que formó parte de la alianza de gobierno de Gruevski, podría dar la mayoría absoluta al ex primer ministro, a pesar de que BESA, formación anti 'establishment', ha arañado el 4,8 por ciento de los votos.
CRISIS POLÍTICA
Gruevski presentó el pasado mes de enero su renuncia al Parlamento en virtud de un calendario acordado con la Unión Europea para celebrar elecciones anticipadas a cambio de poner fin a las acusaciones por escuchas ilegales en las que estaba inmerso el Ejecutivo.
Después de estar casi una década en el poder, el Gobierno de Gruevski fue acusado el año pasado de espionaje ilegal, de influir en los medios de comunicación y en el sistema judicial, de amañar las elecciones y de conceder puestos de trabajo del sector público a miembros de su partido.
Las acusaciones surgieron a raíz de la publicación por parte de la oposición de una serie de grabaciones ilegales en las que supuestamente se escuchaba la voz del primer ministro. Gruevski negó estas acusaciones y les acusó de conspirar contra él.