Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU dice que no le consta que sus militares hayan matado a tres civiles en Nangarhar

El Cuartel General de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán ha confirmado que fuerzas norteamericanas han sido alcanzadas por la explosión de una bomba al paso de su convoy por la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, pero ha asegurado que no tiene constancia de que los militares hayan provocado bajas civiles.
El comunicado de las fuerzas militares estadounidenses llega después de que un portavoz del Gobierno regional de Nangarhar, Ataulá Jogyani, asegurara que los militares estadounidenses han matado a un padre y a sus dos hijos al abrir fuego contra una vivienda tras la explosión de la bomba al paso de su convoy.
"Podemos confirmar que un convoy con personal de Estados Unidos y de Afganistán ha sido alcanzado por una bomba de carretera y atacado con armas ligeras en la provincia de Nangarhar. El convoy respondió al fuego en autodefensa y no hay bajas estadounidenses", ha señalado el Cuartel General de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán.
Las fuerzas militares norteamericanas han asegurado que "no han recibido ninguna acusación formal" por bajas civiles y han señalado que el "incidente" se someterá a investigación. "Nos tomamos muy en serio las bajas civiles y las acusaciones son investigadas en profundidad", han añadido.