Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU celebra el "ambicioso" pero "alcanzable" plan de China para acabar con el comercio de marfil en 2017

El Gobierno de Estados Unidos ha celebrado este miércoles el plan anunciado por China que prevé poner fin de forma gradual al comercio y procesamiento con fines comerciales de marfil en 2017, medida que está en línea con la prohibición de Washington, que entró en vigor el pasado mes de julio.
"Damos la bienvenida al anuncio de China", han señalado en un comunicado desde el Departamento de Estado. "Se trata de un ambicioso pero alcanzable calendario para culminar con una prohibición total de las ventas comerciales de marfil a nivel nacional antes del 31 de diciembre de 2017", ha explicado.
"Estados Unidos y China han trabajado de forma estrecha en los aspectos técnicos de nuestras respectivas leyes, para ayudar a cerrar dos de los mercados de marfil más importantes del mundo", ha continuado.
Washington ha querido expresar su "compromiso con el consenso internacional de la importancia de acabar con los mercados nacionales de marfil" con el objetivo de "proteger y conservar a las cada vez menores poblaciones de elefantes salvajes" del mundo.
"Durante la última década, la caza furtiva de elefantes ha continuado a niveles insostenibles. El Sindicato Internacional para la Conservación de la Naturaleza estima que en torno al 20 por ciento de los elefantes de África han sido asesinados, precisamente, en estos últimos diez años", ha continuado.
Según estas cifras, cada año son asesinados entre 20.000 y 30.000 ejemplares en la práctica de la caza furtiva, dirigida principalmente por el mercado negro de marfil, que alimenta parte de los 23.000 millones de dólares que mueve el tráfico de fauna y flora salvaje cada daño, "uno de los mercados mas lucrativos del planeta".
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo chino, Xi Jinping, han reconocido el papel que tienen los mercados nacionales de marfil en que continúe el asesinato ilegal de animales.
El Gobierno del gigante asiático anunció el pasado viernes esta medida, después de haber impuesto el pasado mes de marzo una prohibición de tres años sobre la importación de marfil, como parte de su lucha contra el tráfico ilegal de animales y plantas.
Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres prohibió en 1989 el comercio de marfil, si bien China ha comerciado con él a nivel interno y cuenta con unas 150 tiendas con los permisos en regla.
Esta medida, no obstante, afectará a un total de 34 empresas de procesamiento y a 143 tiendas designadas, muchas de las cuales quedarán clausuradas a finales del mes de marzo, según ha indicado un alto cargo del Ministerio de Silvicultura.