Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU anuló el sábado el pasaporte de Snowden para impedirle salir de Hong Kong

Las autoridades estadounidenses anularon el sábado el pasaporte del extrabajador de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden, por lo que en teoría no tendría que haber podido salir de Hong Kong con destino a Moscú, donde se encuentra en estos momentos.

"Creo que podemos decir que no estamos al tanto de que se haya marchado de Hong Kong", ha señalado un responsable de la administración conocedor de la cuestión en declaraciones a la cadena de televisión ABC bajo condición de anonimato. "No tenemos ni idea de cómo ha salido de Hong Kong", ha reconocido.
La anulación del pasaporte fue tramitada después de que el viernes se presentaran cargos contra Snowden por espionaje en un tribunal de Virginia. Sin embargo, la notificación de la anulación podría haberse producido después de que Snowden partiera de Hong Kong. Las propias autoridades de Hong Kong, una región administrativa de China con gobierno propio, informó de que Snowden había partido legalmente en un vuelo regular hacia Rusia.
"El cónsul general en Hong Kong ha confirmado que las autoridades de Hong Kong han sido notificadas de que el pasaporte de Snowden fue revocado el 22 de junio", ha señalado un responsable del Departamento de Estado, según ABC.
Estados Unidos también ha informado a Rusia a través de la Embajada en Moscú de que Snowden no tiene ya un pasaporte estadounidense válido y de que Estados Unidos "desea que sea deportado", según fuentes del Centro de Operaciones del Departamento de Estado, con sede en Washington.
Sin embargo, Snowden en ningún momento ha entrado en territorio ruso y por tanto no ha pasado el control de pasaportes porque habría sido acogido directamente por un tercer país, "lo que significa que los rusos están mirando para otro lado", ha señalado la fuente estadounidense en declaraciones a ABC.