Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU garantiza a Rusia que Snowden no será condenado a muerte ni torturado

Rueda de prensa de Snowden en el aeropuerto moscovita de SheremetyevoEFE

El ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden no se enfrentaría a pena de muerte ni sería torturado y recibiría todas las garantías del sistema judicial civil de Estados Unidos si fuera extraditado, según ha indicado el fiscal general, Eric Holder, en una carta remitida a su homólogo ruso.

En la misiva, fechada el 23 de julio y publicada este viernes, Holder indica que lo que quiere es disipar las dudas respecto a lo que ocurriría a Snowden si Rusia lo entregara para enfrentarse a cargos de revelar ilegalmente secretos gubernamentales sobre los programas de espionaje.
Snowden se encuentra en el aeropuerto moscovita de Sheremetievo desde el 23 de junio y ha solicitado asilo temporal en Rusia, ante la imposibilidad por ahora de viajar a los países iberoamericanos que le han ofrecido acogerle, entre ellos Venezuela y Bolivia.
La noticia de la carta se produce después de que el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, haya indicado que el presidente ruso, Vladimir Putin, no quiere que el caso de Snowden afecte a las relaciones entre Rusia y Estados Unidos. Según Peskov, los directores de la Agencia Federal de Seguridad rusa (FSB) y la Oficina Federal de Investigación estadounidense (FBI) mantienen actualmente conversaciones sobre el caso.
"El jefe del Estado ha expresado su firme determinación de no permitir" que el tema afecte a las relaciones bilaterales, ha declarado Peskov ante los periodistas, citado por la agencia estatal de noticias RIA Novosti.
"No tengo ninguna duda de que va a ser así, al margen de cómo evolucione la situación", ha añadido en referencia al compromiso de Snowden de renunciar a cualquier actividad política sobre Estados Unidos como condición para recibir el asilo político en Rusia.
El portavoz ha anunciado que los directores de la FSB y del FBI, Alexander Bortnikov y Robert Mueller, mantienen personalmente las conversaciones entre los dos países sobre el futuro de Snowden, acusado de espionaje en Estados Unidos y que ha solicitado asilo político en Rusia.
Asimismo, el portavoz ha asegurado que el Kremlin no está participando directamente en estas negociaciones. "El presidente no está implicado" en ello, ha añadido. "Por lo que sé, no se ha propuesto que el tema de Snowden figure en la agenda de los jefes de Estado", ha precisado.