Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU, Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania e Italia consideran "urgente" un alto el fuego en Alepo

Piden a Rusia e Irán que utilicen su influencia para que el régimen de Bashar al Assad paralice los ataques
Los gobiernos de Estados Unidos Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania e Italia han publicado un comunicado conjunto para alertar del "desastre humanitario" que está teniendo lugar en Alepo y reclamar de forma "urgente" la aprobación de un alto el fuego, de tal forma que los 200.000 civiles atrapados en la parte este puedan recibir ayuda humanitaria.
"Alepo sufre diariamente bombardeos y ataques de artillería por parte del régimen sirio, apoyado por Rusia e Irán", han afirmado estos seis países, dos días después de que Moscú vetase una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU para aprobar un alto el fuego de siete días.
Los gobiernos firmantes de la nota han subrayado que existe "una necesidad urgente" para aprobar esta pausa de forma "inmediata", de tal forma que se pueda repartir ayuda en las zonas controladas por los rebeldes. La oposición ya ha acordado este plan y ahora también es necesario que el régimen de Bashar al Assad lo acate.
"Instamos al régimen sirio a hacerlo inmediatamente para aliviar la complicada situación de Alepo y llamamos a Rusia e Irán a usar su influencia para lograr que ocurra", han reclamado estos seis países, críticos con las acciones tanto de Damasco como de sus "aliados extranjeros".
Estados Unidos Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania e Italia han recordado "las imágenes de niños muriendo" y han recriminado a las partes beligerantes ataques contra hospitales y escuelas. En este sentido, han pedido a la ONU que investigue los posibles crímenes de guerra cometidos y han planteado la posible adopción de sanciones.
Asimismo, han reafirmado su compromiso con la labor del enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, y con su trabajo para reanudar las conversaciones de paz. "Sólo una solución política puede llevar la paz al pueblo de Siria", han remachado.