Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU acusa al yerno de Bin Laden de conspirar para matar a estadounidenses

Sulaiman Abu Ghatibcuatro.com

El Gobierno de Estados Unidos ha acusado al yerno del ex líder de Al Qaeda Osama bin Laden de conspirar para matar a ciudadanos estadounidenses, ya que era una de las personas que aparecía en los vídeos difundidos por la organización terrorista tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"Ni el tiempo ni la distancia debilitarán nuestra determinación para llevar a todos los enemigos Estados Unidos ante la Justicia", ha dicho el fiscal general del país norteamericano, Eric Holder, en un comunicado.
Sulaiman Abu Ghatib ya había sido detenido previamente en Turquía, pero las autoridades turcas le deportaron a Jordania, donde ha sido arrestado de nuevo. Después, ha sido trasladado a Nueva York, donde se espera que comparezca ante un tribunal federal este viernes.
El arresto fue revelado inicialmente por el congresista republicano Peter King, miembro del comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes y ex presidente del comité de Seguridad Interior.
"Felicito a nuestra CIA y al FBI, a nuestros aliados en Jordania y al presidente (Barack) Obama por la captura del portavoz de Al Qaeda Sulaiman Abu Ghaith. Confío en que sea sometido a un intenso interrogatorio y en que se enfrente rápidamente a la justicia", ha dicho King, en un comunicado.
Para King, las declaraciones en las que Abu Ghaith aplaudía los atentados del 11-S "son por sí solas suficiente motivo para que reciba un fuerte castigo".
El Gobierno estadounidense no ha aclarado la participación de la CIA en la operación, aunque sí se ha confirmado la implicación del Grupo de Interrogatorio de los Detenidos de Alto Valor (HIG) del FBI. Este grupo, creado bajo el mandato de Obama, nació para sustituir la anterior política de traslado de sospechosos de terrorismo a cárceles secretas.