Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duterte dice que el asalto a Marawi es obra "sencillamente de Estado Islámico"

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, ha subrayado este jueves que el ataque contra la ciudad de Marawi, en la isla de Mindanao, es obra "sencillamente de Estado Islámico" y ha sostenido que ha sido preparado de antemano.
En un discurso desde el palacio de Malacañang, sede de la Presidencia, Duterte ha dicho que sabía que Estado Islámico estaba preparando algo cuando el líder del grupo islamista Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, --al que se considera también líder de Estado Islámico en Filipinas-- había dejado su escondite en el sur de Mindanao.
"No es Maute, es sencillamente Estado Islámico", ha sostenido el presidente, en referencia al grupo Maute, otra organización islamista vinculada a Estado Islámico y a la que hasta ahora se responsabilizaba de los enfrentamientos en Marawi, que comenzaron hace más de una semana tras un intento fallido de detener a Hapilon.
El asedio de Marawi "había sido preparado hace tiempo, no pudo ser solo una decisión de 'vamos a Mindanao'", ha insistido Duterte, que aunque inicialmente se ofreció a dialogar con los milicianos, este miércoles dijo que no hablaba con "terroristas".
Por su parte, el ministro de Defensa, Delfin Lorenzana, ha señalado que hay indicios de que hasta ocho combatientes extranjeros han muerto hasta ahora en los enfrentamientos en Marawi, según informa la cadena ABS-CBN. Según ha precisado, se trata de dos malasios, dos sauíes, dos indonesios, un yemení y un checheno.
"Las informaciones que tenemos de los civiles de Marawi es que vieron a muchos combatientes que parecían extranjeros", ha señalado Lorenzana, incidiendo en que "podría haber más entre los muertos que no hemos identificado".
Según el titular de Defensa, entre 50 y 100 milicianos permanecen atrincherados en Marawi. Hasta el momento, los enfrentamientos han dejado 164 muertos, incluidos 120 milicianos, 25 miembros de las fuerzas gubernamentales y 19 civiles, según el portavoz de las Fuerzas Armadas, coronel Edgard Arevalo.