Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Hasta ahora no hay pruebas" que vinculen al detenido con el ataque de Dortmund

La Fiscalía General de Alemania ha asegurado que el joven iraquí detenido el miércoles por su supuesta relación con el ataque contra el autobús del Borussia Dortmund fue miembro del grupo terrorista Estado Islámico, si bien todavía no ha encontrado "pruebas" que le relacionen con el atentado contra el equipo de fútbol alemán.

En un comunicado, la Fiscalía ha contado que tiene "fuertes sospechas" de que el arrestado este miércoles, un ciudadano iraquí de 26 años identificado como Abdul Beset, fue miembro de Estado Islámico en Irak aunque "hasta ahora no hay pruebas" que le vinculen con el ataque contra el Borussia Dortmund.
"El acusado es sospechoso de unirse a Estado Islámico a finales de 2014 en Irak", ha señalado la Fiscalía, antes de asegurar que el arrestado "dirigió una unidad de unas diez personas" encargada de realizar "secuestros, extorsiones y asesinatos". En marzo de 2015, según los fiscales, viajó a Turquía y, desde allí, se trasladó en 2016 a Alemania, donde habría mantenido contactos con Estado Islámico.
El arrestado comparecerá este jueves ante un tribunal federal y la Fiscalía pedirá que se mantenga su arresto provisional.