Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump: "EEUU no se está defendiendo bien de los hackeos, todo el mundo nos ataca"

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha reconocido este miércoles que "Estados Unidos no se está defendiendo bien de los hackeos. Todo el mundo nos ataca" de los que ha señalado como principales responsables a Rusia y China. El magnate neoyorquino ha negado tener "nada con Rusia, ni relaciones, ni prestamos, ni deudas, ni acuerdos" en respuesta a las informaciones de varias agencias de inteligencia que aseguraban que Moscú tendría datos sensibles sobre él.

Trump ha dicho que las informaciones "no tienen sentido" y, por este motivo, ha asegurado que "es algo que no se tendría que haber escrito nunca". En este sentido, ha asegurado que es una "mancha" en el historial de cadenas como CNN y ha achacado la publicación a "gente enferma".

El magnate neoyorquino, que ha comparecido en una esperada rueda de prensa, ha declarado que si Moscú tuviese algo contra él lo publicaría, al igual que se han divulgado los documentos interceptados en los ciberataques contra el Partido Demócrata y su última candidata presidencial, Hillary Clinton.

Trump ha recordado que visitó hace años Rusia y ha explicado que, como persona conocida, tiene siempre "mucho cuidado" y está rodeado de guardaespaldas. El mandatario electo ha añadido que también advierte a quienes le acompañan: "tened cuidado porque hay cámaras en todos lados".

Trump ha aclarado que esta amenaza no sólo se circunscribe a Rusia, sino que "puede pasar en cualquier sitio".

Rueda de prensa

La polémica en torno a Rusia y los ciberataques ha centrado el arranque de la rueda de prensa, la primera que concede el magnate desde las elecciones del 8 de noviembre. Aunque ha confirmado la implicación de Rusia en estas acciones, ha ampliado la amenaza más allá de Moscú, señalando también a Pekín.

En este sentido, ha llamado a reforzar las defensas y a reclutar a las "mejores mentes informáticas" y ha recordado que los servidores del Partido Republicano no han sufrido ninguna intrusión. El Partido Demócrata, en cambio, estaba "totalmente abierto" y era "muy fácil" entrar, ha apostillado.

Asimismo, no ha dudado en utilizar de nuevo la información filtrada por los 'hackers' recordando que, según estos documentos, Clinton recibió por anticipado las preguntas de un debate televisado, algo "horrible" en su opinión.

Mejorar la relación

Sobre el futuro de las relaciones con Rusia, Trump ha instado a no dar nada por sentado. El presidente electo ha afirmado que el Gobierno de Barack Obama ha tenido una "muy mala relación" con el rival político durante la Guerra Fría y ha adelantado que él no sabe "cómo se llevará" con Putin. "Gustarle a Putin es un punto a mi favor, no un problema", ha apostillado, ante las preguntas de los periodistas. A tiempo que se ha preguntado ¿Creéis que Hillary Clinton iba a ser más dura con Putin que yo? ¡Venga ya!, ha sentenciado con contundencia.

El magnate espera lograr alianzas con Moscú para colaborar, por ejemplo, en la lucha contra el terrorismo. "No olvidemos que el Gobierno actual creó Estado Islámico al salir de Irak en el momento inadecuado", ha apostillado, recuperando una de las críticas más duras que ha pronunciado contra Obama y su equipo.
Derogará y sustituirá el 'obamacare'

Trump, también ha subrayado que la reforma sanitaria impulsada por su predecesor, Barack Obama, es un "desastre total" y ha anunciado que los republicanos intentarán derogarla inmediatamente para hacerle un favor a los demócratas.

En este sentido, ha dicho que "lo más sencillo" sería dejar que el Obamacare "implosionase" en 2017, en la medida en que no puede subsistir con su normativa actual. "Podíamos limitarnos a sentarnos y criticar", ha argumentado.

"El Obamacare es un problema de los demócratas y nosotros vamos a acabar con este problema por ellos. Vamos a prestarles un gran servicio", ha añadido.

Trump ha anunciado que, en cuanto sean confirmados los miembros de su Gobierno, se presentará un plan para "derogar y sustituir" la reforma sanitaria, de tal forma que Estados Unidos pueda tener "una sanidad mucho menos costosa y mucho mejor". El magnate no ha ofrecido detalle alguno sobre este plan.

El muro se construirá en un "año y medio" y lo "pagará México"

Trump, ha reiterado su intención de construir un muro en la frontera con México y ha anunciado un plazo límite de año y medio para comenzar las obras, que el país vecino asumirá 'a posteriori', según el magnate.

"No es una valla, es un muro", ha subrayado el magnate, a las preguntas de los periodistas que han asistido a su esperada comparecencia en la Torre Trump.

El mandatario electo ha asegurado que, aunque no le "apetece", está dispuesto a esperar un año y medio para negociar con México la construcción de esta polémica infraestructura. Una vez pasado el plazo, comenzarán las obras y México "devolverá" el coste.

En este sentido, el magnate ha planteado la posibilidad de que las arcas públicas mexicanas asuman mediante un impuesto o un pago directo el mencionado "reembolso". "Así será", ha dicho, dando por segura una posibilidad que el Gobierno de Enrique Peña Nieto siempre ha descartado.

Se "aprovechan"

Las relaciones de Trump han estado marcadas por el discurso que pronunció al anunciar su candidatura a las primarias republicanas, cuando acusó a México de enviar a delincuentes a Estados Unidos. Ahora, sin embargo, ha dicho "respetar" a las autoridades y el pueblo mexicanos --"hay mucha gente de México que trabaja conmigo"--.

"No les culpo por aprovecharse de Estados Unidos", ha añadido, en una crítica que ha trasladado a las administraciones norteamericanas, que "no tendrían que haberlo permitido".
Rechaza proyectos para evitar posibles conflictos
El presidente electo ha asegurado que ha rechazado una serie de contratos empresariales valorados en 2.000 millones de dólares (1.900 millones de euros) para evitar que se le pueda acusar de aprovecharse de su nuevo cargo.

Trump ha insistido en que no tiene "ningún trato" comercial con Rusia que vaya a condicionar las relaciones políticas y ha adelantado que hará todo lo posible para evitar conflictos de intereses.

"No quiero aprovecharme de nada", ha declarado el magnate, que ha cedido el control de su empresa a dos de sus hijos, Donald y Eric. "No tengo por qué hacerlo", ha dicho Trump, que incluso ha descartado que vaya a hablar con sus hijos de temas empresariales durante su etapa en la Casa Blanca.

Trump ha declarado que, si quisiera, "podría gestionar empresas y Gobierno a la vez", ya que ha asegurado que no existe ninguna ley que le obligue a elegir entre una de las dos funciones.

El magnate ha explicado que, en aras de esta buena voluntad, rechazó durante el fin de semana una serie de contratos ofrecidos en Dubai por un promotor "amigo" y valorados en 2.000 millones de dólares.

La abogada de Trump, Sheri Dillon, ha tomado la palabra para confirmar que el futuro mandatario estará completamente al margen "de la gestión de la compañía" que lleva su nombre y adoptará "todas las medidas posibles" para dejar claro que no se aprovecha de la Casa Blanca "para su beneficio personal".

"No se puede esperar que el presidente electo destruya la compañía que construyó", ha remachado, junto a una montaña de documentos teóricamente relacionados con el amplio conglomerado empresarial gestado por Trump durante las últimas décadas.

Dillon ha informado también de que la empresa no cerrará "ningún nuevo acuerdo internacional" mientras dure la Presidencia de Trump, mientras que a nivel nacional todos los acuerdos serán sometidos a un estricto proceso de vigilancia.

Declaración de la renta

Trump no ha divulgado sus declaraciones de la renta y, a tenor de lo que ha declarado en su esperada comparecencia ante los medios, tampoco dará ningún paso a corto plazo. No las va a publicar, ha explicado, porque están siendo "investigadas".

No obstante, ha restado importancia a la falta de información y ha advertido de que "los únicos que se preocupan" por su declaración de la renta son los periodistas.