Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ruptura del acuerdo de París, una oportunidad para que Europa lidere las energías renovables

Incluso las grandes petroleras de EEUU han presionado para que Donald Trump no boicoteara el Acuerdo sobre Calentamiento Global. También el Papa, los aliados de Estados Unidos y hasta su hija Ivanka. Pero el presidente de EEUU no ha dado su brazo a torcer y cumple con una de sus promesas electorales: Eso de América primero supone acabar con miles de millones de gasto en cambio climático y se sale del Acuerdo de París. Pero con su decisión, Trump no solo daña el planeta – EEUU es el gran contaminador junto a China por sus elevadas emisiones de CO2- también da una oportunidad a la UE y Pekín, que se frotan ya las manos. Les acaban de servir en bandeja de plata el liderazgo en energías renovables.