Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diputados búlgaros salen del Parlamento tras ocho horas bloqueados por manifestantes

Manifestantes a las puertas del parlamento búlgaroReuters

Más de cien parlamentarios, ministros y periodistas búlgaros han salido este miércoles escoltados del Parlamento después de haber permanecido bloqueados durante alrededor de ocho horas por cientos de manifestantes que habían rodeado el edificio para protestar contra la corrupción.

La Policía ha conseguido abrir una brecha entre los cientos de búlgaros que empezaron a manifestarse hace 40 días en protesta contra la decisión del Gobierno de designar a un magnate de los medios para el cargo de jefe de seguridad, lo que consideran un ejemplo del control de las instituciones del Estado por parte los intereses privados.
La retirada del nombramiento por parte del Gobierno, anunciada el pasado mes de junio, no fue suficiente para calmar los ánimos en el país más pobre de la Unión Europea, y los manifestantes han ampliado sus reivindicaciones y han reclamado la dimisión del Ejecutivo.
"La Policía ha reaccionado muy adecuadamente, los agentes han hecho su trabajo a la perfección, teniendo en cuenta que el comportamiento de los manifestantes era extremadamente agresivo", ha declarado a la prensa el ministro del Interior, Tsvetlin Yovchev. "Vamos a intentar localizar a los que lanzaron piedras contra la Policía y los diputados", ha añadido.
Los agentes han escoltado a parlamentarios y ministros hasta el exterior del edificio hacia las tres de la madrugada en furgonetas policiales. Dos horas más tarde, las excavadoras empezaron a remover las barricadas de los manifestantes, fabricadas con bancos de parques, contenedores de basura y piedras.
El presidente del Parlamento, Mihail Mikov, ha anunciado este miércoles que la sesión prevista ha sido cancelada y que los diputados no volverán a sus actividades en tanto no se haya restaurado el orden.
El parlamentario y exministro de Exteriores Ivailo Kalfin ha escrito en su página de Facebook: "Pido disculpas a las millones de personas que votaron hace dos meses, pero necesitamos nuevas elecciones".
Las protestas contra el Gobierno socialista se han vuelto cada vez más violentas, lo que ha derivado en enfrentamientos entre policías y manifestantes armados de piedras. Varios manifestantes han sido tratados de heridas en la cabeza y dos agentes han resultado heridos, según fuentes médicas.