Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dinamarca convoca su propia marcha por los derechos de las mujeres tras la toma de posesión de Trump

Las asociaciones por los derechos de las mujeres en Dinamarca se han hecho eco de la gran manifestación en defensa de los derechos de las mujeres que se ha convocado para el 21 de enero, el día siguiente de la toma de posesión del presidente electo estadounidense, Donald Trump, en Washington, y han convocado la suya propia en la capital, Copenhague, para el mismo día.
La portavoz de la Marcha de Mujeres sobre Copenhague, Karen Covington, ha explicado a la edición danesa del diario 'The Local' que más de mil personas se han comprometido a salir a las calles el próximo sábado desde la Embajada de Estados Unidos, ubicada en el barrio de Osterbro, hasta el edificio del Parlamento.
Según Covington, la convocatoria de la capital danesa podría ser la tercera marcha global de mujeres más grande de Europa.
Desde la organización de la misma han señalado que todo el mundo es bienvenido, no sólo mujeres, y han explicado que no se trata únicamente de protestar por la llegada de Trump.
"Trump es sólo un síntoma de lo que está ocurriendo", ha explicado Lesley-Ann Brown, ciudadana estadounidense que lleva 18 años viviendo en Dinamarca. "Él sólo es la gota que ha colmado el vaso. Pero (la marcha) no es por él, sino por lo que él represente", ha explicado.
La organización de la marcha ha denunciado las "tendencias" que están creciendo en todo el mundo, "nacionalistas, racistas y misóginas" y que "amenazan a los grupos más marginados de las sociedades", entre ellos, "las mujeres, personas de color, inmigrantes, musulmanes, miembros de la comunidad LGTB y personas con discapacidades".
"La violencia del sistema capitalista global sólo se sostiene y fortalece estas peligrosas tendencias", han denunciado.