Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yanukovich acepta la dimisión de miembros de su gobierno

Dimite Mikola Azarovcuatro.com

El primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, ha presentado su dimisión. Pese a la renuncia de éste, el presidente Yanukovich le ha encargado que siga en funciones hasta la designación de un nuevo ejecutivo, según ha informado la Presidencia en un comunicado. Hoy el Parlamento, reunido en sesión extraordinaria, ha acordado revocar las leyes que limitan el derecho de manifestación y, mientras tanto, la oposición insiste en la dimisión del presidente.

"He tomado la decisión personal de pedir al presidente de Ucrania que acepte mi renuncia del cargo de primer ministro, una decisión adoptada para crear la posibilidad de llegar a un compromiso político que permita resolver pacíficamente el conflicto", ha afirmado el 'premier', en un comunicado difundido por el Gobierno ucraniano en su página web.
En el mismo, el primer ministro ha defendido que desde que comenzaron las protestas a finales de noviembre después de que se suspendiera la firma de un acuerdo comercial con la UE, el "Gobierno ha hecho todo lo posible para una solución pacífica del conflicto" y para evitar el "derramamiento de sangre".
En su escrito, difundido el mismo día en que el Parlamento (Rada) discute en una sesión extraordinaria la retirada de las leyes que restringen el derecho de manifestación, Azarov ha reconocido que el "conflicto" persiste en Ucrania y supone una "amenaza al desarrollo social y económico" del país. "Es una amenaza para toda la sociedad ucraniana", ha considerado.
El primer ministro ha hecho hincapié en que el Gobierno ucraniano ha hecho "todo" lo que estaba en su mano para conseguir una solución "pacífica" a la crisis que sufre Ucrania. "Estamos haciendo todo lo posible para impedir el derramamiento de sangre, una escalada de la violencia y las violaciones de Derechos Humanos", ha asegurado.
Sin embargo, el jefe del Gobierno ucraniano ha admitido que la dureza del conflicto y el peligro que supone para los ucranianos y para el futuro del país le han hecho adoptar medidas "críticas", entre las que su incluye su decisión "personal" de dimitir.
"En estos años difíciles, he hecho todo lo que he podido para que Ucrania pudiera avanzar con normalidad como un país democrático europeo", ha afirmado el 'premier', que ha agradecido la confianza y el apoyo de Yanukovich "durante estos años de trabajo altamente complejo para modernizar y reformar el país".
Así las cosas, "con el objetivo de crear medios adicionales para encontrar un compromiso socio-político, por el bien de un arreglo pacífico del conflicto, he tomado la decisión personal de pedir al presidente de Ucrania que acepte mi renuncia", había manifestado Azarov.
El jefe del Gobierno ha defendido que durante sus años en el cargo siempre ha actuado por el "bien de Ucrania, y por ello puedo mirar honestamente a los ojos de todos los ciudadanos". "Lo más importante hoy en día es preservar la unidad y la integridad de Ucrania, eso es mucho más importante que los planes y ambiciones personales de cualquiera y esa es la razón por la que he tomado esta decisión", ha remachado.
"Hoy lo más importante es preservar la unidad y la integridad de Ucrania. Eso es mucho más importante que la agenda o la ambición personal. Por eso he tomado esta decisión", ha concluido el primer ministro, el primer alto cargo del Gobierno que dimite en medio de la crisis creada por las manifestaciones contra el Ejecutivo por su decisión de no firmar un acuerdo con la Unión Europea para acercarse a Rusia.