Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobierno de Dilma Rouseff, en vilo al perder el apoyo de su principal aliado

Dilma Rouseff pende de un hilo después de perder el apoyo de su principal aliado de gobierno, el partido del Movimiento Democrático de Brasil. Son hasta siete ministros que pretenden abandonar el gobierno. No sólo rompe la coalición que mantenia con el partido de los Trabajadores también da vía libre a sus diputados para que puedan votar a favor de la destitucion de la presidenta, en la moción de censura que, si nada cambia, tendrá lugar en unas semanas.
La posibilidad de  una moción de censura, es cada vez mayor porque no sólo le han retirado su apoyo y estarían a favor de la destitución.  La popularidad de Rousseff atraviesa su peor momento. El intento de salvar de la justicia al expresidente Lula, nombrándole ministro, desencadenó las últimas protestas. El propio Da Silva está intentando salvar el barco hablando personalmente con los ministros del PMDB.  Si no es para evitar su salida en tromba del gobierno, al menos para que no voten a favor de la moción de censura.  La suerte de Rousseff podría estar decidida en un mes.