Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a otro exgobernador de Río de Janeiro por liderar una red que desvió más de 60 millones de euros

La Policía Federal de Brasil ha detenido este jueves al exgobernador del estado de Río de Janeiro Sergio Cabral por su presunta responsabilidad en una trama corrupta que habría desviado 224 millones de reales (61,2 millones de euros) a través de contratos de obras públicas.
Cabral ha sido detenido en su vivienda de la zona de Leblon en el marco de la 'Operación Lava Jato', un goteo constante de operativos que ha sacudido al mundo político y empresarial. Las fuerzas de seguridad han arrestado a una decena de personas --entre ellas antiguos funcionarios y asesores--, pero habría más de treinta órdenes dictadas.
Los investigadores sospechan que el exgobernador lideraba un grupo que desvió cerca de 224 millones de reales en contratos con diversas empresas, según 'O Globo'. Cabral habría recibido entre 2007 y 2011 bienes por valor de 2,7 millones de reales de la empresa Andrade Gutierrez, vinculada por ejemplo a las obras del Complejo Petroquímico de Río de Janeiro, informa la Agencia Brasil.
Cabral ejerció de gobernador entre 2007 y 2014, año en el que dimitió tras verse inmerso en escándalos de corrupción y sintiéndose ya objetivo de numerosas protestas. Este jueves, decenas de personas han protestado de nuevo contra el antiguo dirigente y la Policía Federal ha llegado a lanzar gas pimienta cuando los vehículos oficiales abandonaban la vivienda.
IMPORTANTE OPERACIÓN
El arresto de Cabral ha tenido lugar un día después de que fuese detenido otro antiguo gobernador de Río, Anthony Garontinho, acusado de fraude electoral. Sin embargo, la operación de este jueves tiene mayor calado, en la medida en que se trata del político de más alto perfil imputado en los últimos meses.
Cabral fue en su día un estrecho aliado de la expresidenta Dilma Rousseff y milita en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), al que pertenece el actual mandatario, Michel Temer.