Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a una mujer en Austria por viajar con los órganos de su marido en la maleta

maletasreuters

En el aeropuerto de Graz, al sur de Austria, los agentes de seguridad pararon a una mujer que viajó en avión con los órganos de su marido en la maleta. La chica explicó que su esposo había fallecido en Marruecos de manera sospechosa en una operación. Sin embargo, ella creía que el motivo de su muerte había sido el envenenamiento, por lo que decidió viajar al país europeo para que los intestinos del difunto marido fueran analizados por especialistas.

Los funcionarios de la aduana del aeropuerto de Graz, en Austria, pararon a una mujer que viajó con los órganos de su marido en su equipaje. Al llegar a al destino, los agentes descubrieron que la pasajera tenía en el interior de su maleta unos intestinos, envueltos cuidadosamente, en dos bolsas de plástico, según informa el diario local Kleine Zeitung.
La mujer, de origen marroquí, sospechaba que su marido había sido envenenado de forma sospechosa en el país africano. Sin embargo, la versión que le contaron a la chica en su país de origen es que su esposo había fallecido en extrañas condiciones durante una operación en Marruecos.
Por ello, la viuda no lo pensó dos veces y viajó hasta el sur de Austria para solucionar este enigma. Allí, los agentes de seguridad le pararon al percibir que se comportaba de manera sospechosa por las instalaciones del aeropuerto.  
Al hablar con los funcionarios, la detenida explicó que los órganos habían sido traídos al país austriaco con el fin de que se le realizaran una serie de pruebas. La mujer quería solventar todas las sospechas sobre la muerte de su marido y, por ello, decidió viajar al país europeo para que le ayudasen a analizarlo.
Hasta el lugar se desplazó un doctor que intentó analizar los intestinos. Sin embargo, el médico comentó que no podía realizarse una investigación concluyentesin el cuerpo completo del fallecido.
El Ministerio de Finanzas, quien lleva las cuestiones en la aduana, confirmó el hallazgo inusual. La policía, por su parte,  aclaró que la pasajera no había violado ninguna ley.
Por último, los restos del fallecido han sido almacenados de manera temporal hasta que vuelvan a ser examinados por los científicos.