Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos 35 pilotos militares más por su implicación en el golpe de Estado fallido de Turquía

Las autoridades turcas han detenido a un total de 35 pilotos militares por su presunta implicación en el intento de golpe de Estado del pasado 15 de julio, del que Ankara responsabiliza al clérigo Fethutá Gulen.
La Fiscalía de la provincia de Konya, en el centro del país, ha emitido un total de 55 órdenes de detención contra 54 tenientes y un coronel a los que acusa de incumplir la Constitución, traición y pertenencia a una organización terrorista, informa la agencia de noticias turca Anatolia.
Los sospechosos estarían en las provincias de Konya, Ankara, Esmirna, Estambul, Kayseri, Eskisehir, Balikesir y Adana. Fuentes oficiales han matizado a Anatolia que siete de los sospechosos habían sido ya expulsados del Ejército.
La intervención de la Fuerza Aérea fue clave en el intento de golpe de Estado. Los aviones militares llegaron a bombardear la sede del Parlamento y la residencia oficial del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
Ya son más de 110.000 los cargos públicos y funcionarios que han sido detenidos o despedidos en Turquía desde que tuvo lugar el fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio y que costó 246 vidas. Entre los detenidos hay jueces, profesores, policías y funcionarios.