Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos en Venezuela ciudadanos norteamericanos acusados de espionaje

Las relaciones entre EEUU y Venezuela han vuelto a tensarse en las últimas horas. El presidente del país latinoamericano, Nicolás Maduro, anunció en un mitin, acompañado de miles de personas, que las autoridades venezolanas han detenido a ciudadanos estadounidenses a los que acusan de espionaje. Se les acusa de desarrollar "actividades enmascaradas, actividades encubiertas, espionaje" y "de captar gente". El Gobierno de Venezuela ha decidido, además, imponer un sistema de visado obligatorio para todos los ciudadanos norteamericanos. Y equipara el precio de la tasa con el que los venezolanos pagan para entrar en Estados Unidos. Además el Gobierno de Maduro ha elaborado una lista "antiterrorista", que encabeza el ex presidente norteamericano George W. Bush, de personas que no podrán entrar en el país. Mientras, decenas de opositores se concentraban en el centro de Caracas para pedir la salida, democrática dicen, de Nicolás Maduro. El líder opositor de 'Voluntad Popular', Freddy Guevara, indicaba a los presentes que "el primer paso para la reconstrucción nacional es sustituir democráticamente a Nicolás Maduro. O es que alguien piensa aquí que mientras Nicolás Maduro esté gobernando va a haber recuperación de la producción nacional", señalaba. La oposición critica las medidas tomadas por el Gobierno venezolano, a quien acusa de utilizarlas como cortina de humo para desviar la atención sobre el aumento de precios, el desabastecimiento de algunos productos de primera necesidad y la popularidad en descenso de Nicolás Maduro.