Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido uno de los talibán que atacaron el consulado alemán en Mazar-i-Sharif

Las fuerzas de seguridad de Afganistán han anunciado este lunes la detención de uno de los presuntos participantes en el ataque ejecutado el jueves contra el consulado alemán en la ciudad de Mazar-i-Sharif (norte).
Fuentes de seguridad citadas por la agencia afgana de noticias Jaama Press han asegurado que el detenido era un suicida que no activó su carga y se dio a la fuga durante los combates.
El balance de víctimas del ataque, perpetrado por los talibán, fue de cuatro muertos y 128 heridos, si bien todos los trabajadores del consulado resultaron ilesos.
El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, dijo que el ataque es una represalia por los bombardeos realizados la semana pasada por la OTAN en los alrededores de Kunduz.
El bombardeo, que mató a 32 civiles, fue denunciado por las autoridades locales, y los talibán aseguraron que las fuerzas internacionales participaban en una operación cuando se vieron sorprendidas por fuego enemigo, muriendo tres soldados afganos y dos estadounidenses. Poco después se produjo el bombardeo en el lugar.
La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ya ha informado de la apertura de una investigación sobre lo ocurrido, al igual que ha hecho la OTAN.
Alemania tiene desplegados unos mil soldados en Afganistán --la mayoría de ellos en la provincia de Balj, en la que se encuentra Mazar-i-Sharif-- como parte de la 'Operación Apoyo Decidido', a la que Berlín se unió en 2015, y de la misión de entrenamiento, asistencia y asesoría a las fuerzas de seguridad locales.