Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el capitán del ferry incendiado en Yakarta que ha dejado al menos 23 muertos

El capitán del 'Zahro Express', un ferry en el que se registró un incendio cuando se dirigía hacia las islas al norte de la capital indonesia, Yakarta, dejando al menos 23 muertos, ha sido detenido este lunes, acusado de haber sido el primero en abandonar la embarcación.
El director de la Policía Marítima de Yakarta, Hero Hendrianto Bachtiar, ha confirmado a la cadena CNN Indonesia que el capitán está siendo interrogado acerca del incidente.
Además del director, otras cinco personas --tres miembros de la tripulación y dos del personal de la autoridad portuaria-- también se encuentran bajo custodia policial.
En rueda de prensa, el director general de transporte marítimo del Ministerio de Transporte, Antonius Tonny Budiono, ha denunciado que el capitán fue el primero en saltar del barco cuando éste estalló en llamas.
"Un capitán que abandona primero su barco no es un capitán para nada", ha señalado. "La obligación de un capitán es ser el último que deja la embarcación, después de que todos los pasajeros sean evacuados", ha añadido.
De ser declarado culpable, podría enfrentarse a diferentes sanciones, entre ellas, la retirada de su permiso de navegación.
El incendio del barco, que transportaba a unas 250 personas, ha dejado al menos 23 muertos, decenas de heridos y 17 desaparecidos, cuyo paradero todavía se desconoce.
El barco había partido del puerto de Muara Angke, en el norte de Yakarta. La causa del siniestro se cree que ha sido un cortocircuito en un generador, ha indicado la Policía.
"De repente apareció un denso humo, llenando la cabina", ha relatado un superviviente que ha sido ingresado en un hospital de Yakarta.
"Todos los pasajeros entraron en pánico y corrieron a la cubierta para lanzar flotadores al agua. En un segundo, el fuego se hizo mayor en la parte donde se almacena el combustible", ha precisado Ardi, que se encontraba en la embarcación junto con su hijo.