Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se le sale una de sus prótesis de pecho

Después de operse los pechos una de las prótesis quedó colgando de su cuerpoDaily Mail

Lauren Yardley siempre había soñado con tener una figura más robusta y decidió operarse los pechos. Pagó casi 4700 euros por unos senos nuevos, pero, dos meses después de la operación comenzó su pesadilla cuando, uno de ellos, literalmente se le quedó colgando de la piel.

Según informa el diario Daily Mail, Lauren estaba cansada de tener el cuerpo de una niña y, con 25 años, decidió aumentarse el pecho. A los dos meses de la operación, comenzó a rechazar uno de los implantes y se le salió, literalmente, del pecho.
"Yo no lo podía creer cuando el implante comenzó a salir de mi pecho", explica la joven, "al principio era como una ampolla, pero durante las siguientes semanas empezó a salir más y más”.
En el año 2009 Lauren se operó los pechos en una clínica privada y poco después le diagnosticaron contractura capsular, una complicación común en cirugía de implantes, en la que el cuerpo forma cápsulas de tejido cicatricial alrededor del implante.
Pero, en el caso de Yardley el tejido de la cicatriz apretó el implante hacia fuera de su cuerpo. Pagó más de 900 euros para que le remplazaran el implante rechazado pero, dos meses más tarde comenzó a sobresalirle por la cicatriz. Por lo que los médicos tuvieron que retirarle el implante y Lauren tuvo que vivir 7 meses con un solo pecho. A pesar de todo, la joven afirma que no se arrepiente y volvería a ponerse los implantes.