Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Despierta Italia, es hora de ser civilizado", un eslogan por la igualdad

Las calles de Roma han sido este sábado un hervidero de ciudadanos manifestándose a favor del matrimonio gay. "Despierta Italia, es hora de ser civilizado" se ha convertido en el principal eslogan de las concentraciones que se han llevado a cabo no sólo en la capital italiana, sino en más de cien pueblos y ciudades de todo el país. No en vano, Italia es un ejemplo notable y discordante en Occidente, pues no otorga ninguna clase de reconocimiento legal ni protección de ningún tipo a la paternidad dentro de las uniones entre personas del mismo sexo. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Italia por su incapacidad para avanzar en este tipo de materia. El Parlamento italiano, el 28 de enero, comenzará a debatir un proyecto de ley dirigido a permitir las uniones civiles entre homosexuales y que ha suscitado un intrincado debate entre las fuerzas políticas del país. El proyecto de ley, en su estado actual, no comprende el término "matrimonio", sino que se limita a permitir las uniones civiles únicamente para los homosexuales, que estarán equiparadas en derechos y obligaciones a la institución matrimonial.