Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descartan motivos "políticos o religiosos" tras chocar una camioneta en las oficinas de un grupo cristiano

La Policía de Australia ha afirmado este jueves que no hay motivos "políticos, religiosos o ideológicos" detrás del suceso en el que una camioneta se ha estrellado contra las oficinas de un grupo cristiano en la capital, Canberra.
La Policía ha confirmado que el conductor, que ha resultado herido, incendió unas bombonas de gas en la furgoneta, causando una explosión que provocó daños en las instalaciones.
En respuesta, el director del Lobby Cristiano de Australia (ACL), Lyle Shelton, ha expresado su deseo de que la Policía esté en lo correcto, según ha informado la cadena de televisión local ABC.
Horas antes, Shelton había indicado que el vehículo que se empotró contra el edificio era "un coche bomba", calificando lo ocurrido de "ataque terrorista".
El jefe del ACL --que en los últimos meses ha protagonizado una dura campaña mediática contra el matrimonio entre personas del mismo sexo-- reveló en declaraciones posteriores a la prensa que habían recibido algunas amenazas de muerte.