Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ya son 147 los muertos por el incendio y el derrumbe de un edificio a las afueras de Daca

"Estoy bien, estoy viva, no te preocupes estoy viva.", decía por teléfono esta mujer víctima del derrumbe de un edificio de ocho plantas, a las afueras de Daca, la capital de Bangladesh.

Las labores de desescombro se han desarrollado durante toda la noche y proseguirán con la colaboración de cientos de ciudadanos que, con sus propias manos, retiran cascotes y forman cadenas humanas para limpiar los escombros.

El Rana Plaza, un edificio que albergaba un mercado, cinco fábricas textiles y un banco, presentaba defectos de construcción, por lo que algunas de las empresas habían advertido a sus trabajadores que no acudieran a su puesto de trabajo. No fue el caso de Ria Begum, superviviente y que así cuenta lo sucedido:

"No queríamos ir a la fábrica esta mañana, pero nos obligaron a subir. Dijeron que no había ningún problema. Justo cuando me senté en mi mesa, el edificio se derrumbó. No podía salir, estaba atrapada"

Ya hay más de un centenar de fallecidos y las autoridades advierten que sancionarán severamente a los constructores.