Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Derrota histórica de los socialistas y gran avance de la ultraderecha en Francia

El Partido Socialista de Francois Hollande ha sufrido tal derrota en las elecciones municipales de Francia que ya se habla de cambios en el seno del gobierno. El partido ultraderechista francés Frente Nacional (FN) se ha hecho con diez nuevas alcaldías, que se suman a la que logró la semana pasada por mayoría absoluta, en medio de un incremento del respaldo a nivel nacional que le ha llevado a aumentar ocho puntos porcentuales, del uno al nueve por ciento, respecto a los comicios de 2008. La alianza de centro derecha ha sabido recuperarse de escándalos y de las derrotas de 2012 y unida convertirse en la vencedora indiscutible rozando el 49% de los votos.

Calificada de histórica, la derrota de los socialistas franceses en la segunda vuelta de las elecciones municipales da un vuelco al panorama político francés. La ola azul del centroderecha arrebata al Partido Socialista más de 155 enclaves históricos. Aún más, el ultraderechista Frente Nacional, en su mejor resultado en sus 42 años de historia, gana 11 alcaldías en ciudades de más de 9.000 habitantes, aunque se resisten Perpiñán y Aviñón.
Los comicios han estado protagonizados, además, por una abstención récord, como resaltaba el primer ministro, superior al 37,3%, y una elevada tasa de votos nulos, los datos dan a los socialistas algo más de un 42% de los votos, lo justo para mantener París pero perder docenas de ciudades.
La alianza de centro derecha ha sabido recuperarse de escándalos y de las derrotas de 2012 y unida convertirse en la vencedora indiscutible con el 45% de los votos.
AVANCE DE LA ULTRADERECHA
Las municipales celebradas estas dos últimas semanas se han saldado con un resultado muy positivo para la formación de Le Pen, que ha logrado además 1.200 concejales, un aumento espectacular comparado con los 60 que logró hace seis años.
Por ello, la líder del partido, Marine Le Pen, ha sostenido que el partido ha entrado "en una nueva etapa", lo que ha sido respaldado por su 'número dos', Florian Philippot, quien ha dicho que se trata de "los mejores resultados de la historia del FN en unas elecciones locales".
El FN se ha alzado con la victoria en Béziers, Fréjus, Beaucaire, Villers-Cotterets, Cogolin, Beaucaire, Le Pontet, Hayange, Le Luc y Camarets-sur Aigues, localidades que se suman a Hénin-Beaumont, en la que se impuso en la primera vuelta.
"Hemos entrado claramente en una nueva etapa. Es necesario que se cuente con una tercera fuerza política en nuestro país", ha dicho Le Pen, que ha pedido al presidente, François Hollande, que "entierre" el pacto de responsabilidad, según ha informado el diario francés 'Le Figaro'.
En las elecciones, la derecha se ha impuesto en ciudades importantes consideradas hasta hoy bastiones de la izquierda tales como Saint-Étienne, Reims, Limoges o Amiens, en un signo más del duro revés que ha sufrido el gobernante Partido Socialista francés.