Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Delcy Rodríguez recuerda a Chávez ante la ONU y pide reformar el organismo

La ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha aprovechado su intervención en la 71ª Asamblea General de Naciones Unidas para recordar al fallecido presidente Hugo Chávez con el objetivo de abordar la necesidad de una reforma en el seno de la organización.
En su discurso, Rodríguez ha recordado que "hace 16 años, el presidente Hugo Chávez Frías señaló en la Cumbre del Milenio que las Naciones Unidas no pueden navegar con un mapa anclado en la realidad de 1945", y ha continuado explicando las reformas que Venezuela considera necesarias en el organismo.
"Se hace necesario, a fin de encarar con éxito los complejos desafíos en los ámbitos de paz, estabilidad y desarrollo económico y social, que esta organización se vea renovada y fortalecida", ha indicado la canciller venezolana, que acude en representación de su país en lugar de Nicolás Maduro.
Así, la ministra ha indicado que Caracas aboga por una "reforma integral del Consejo de Seguridad", en el que considera que deberían incluirse países en desarrollo de África, América Latina y el Caribe y Asia, además de otras "importantes reformas".
Rodríguez ha aprovechado también para criticar la "visión de doble rasero" y "utilización política" de los Derechos Humanos para poder "justificar el intervencionismo en nuestro país" sirviendo a "intereses imperialistas", una práctica que "socava gravemente la institucionalidad de la organización".
En este sentido, ha señalado que se ha convertido en un "verdadero desafío" el "servir de amparo protector de los Derechos Humanos de los pueblos" y "no sólo de los derechos individuales y de las élites globales".
Por esto, la canciller ha tildado de "impostergable" que el sistema de la ONU tome medidas para "la gobernanza de los poderes fácticos mundiales" que, al margen de la legislación internacional, "arremeten contra los Gobiernos que expresan la voluntad de sus pueblos".