Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decenas de detenidos en manifestaciones contra la posible reelección de Putin

Rusia se manifiesta contra la posible reelección de PutinEFE
Decenas de manifestantes han sido detenidos este sábado en manifestaciones convocadas para pedir al presidente ruso, Vladimir Putin, que no se presente a la reelección en las elecciones presidenciales de marzo de 2018. Las protestas no han sido autorizadas.
Al menos 30 personas han sido detenidas en la manifestación de San Petersburgo y 16 más han sido arrestadas en la ciudad de Kemerovo, en el sur del país, según ha informado la cadena británica BBC.
En otras localidades las fuerzas de seguridad han impedido a los manifestantes acceder a los lugares de la convocatoria, responsabilidad del movimiento Rusia Abierta, una organización fundada por el activista Mijail Jodorkovski.
La convocatoria ha sido lanzada en varias ciudades del país con el lema "Estamos hartos de él" y pretende aprovechar el clima de movilización de la oposición liberal tras las concentraciones del mes pasado, las más importantes desde 2012. Las autoridades han advertido de que la manifestación del sábado es ilegal y que la Policía actuará en consecuencia.
El miércoles, la Fiscalía rusa calificó de "indeseable" la actividad de la sección británica de Rusia Abierta, a la que acusa de provocar disturbios y de intentar desacreditar las elecciones presidenciales.
Ya el jueves, la Policía registró la sede de Rusia Abierta en Moscú y confiscó 100.000 impresos en blanco que la organización pretendía repartir este sábado a los asistentes para que solicitaran a Putin que se marche.
El viernes la televisión rusa REN TV emitió un documental sobre activistas de Rusia Abierta en el que se aseguraba que tenían antecedentes penales, que eran drogadictos y que estaban relacionados con las autoridades estadounidenses. Además, se insinuaba que el grupo tiene motivaciones económicas y que está financiado desde el extranjero.