Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decenas de personas se concentran en la Embajada de Marruecos por la libertad de los presos de Gdeim Izik

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS) ha reunido este lunes a decenas de personas en una concentración frente a la Embajada de Marruecos en Madrid por la libertad de los 24 "presos políticos" de Gdeim Izik, coincidiendo con el juicio que se celebra en Marruecos.
Según ha indicado la Coordinadora en un comunicado, los 24 jóvenes defensores de los Derechos Humanos fueron detenidos el 8 de noviembre de 2010 por parte de las fuerzas policiales y militares marroquíes en el desmantelamiento del Campamento de la Dignidad (Gdeim Izik).
El campamento fue levantado a las afueras de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, por más de 20.000 saharauis para reclamar sus derechos sociales, civiles y políticos y "después de dos meses fue brutal y violentamente desmantelado por las fuerzas de ocupación marroquíes", según el comunicado.
"Cogieron a los jóvenes cuando huían como símbolo para reprimirles y llevan en la cárcel más de cinco años", ha asegurado el presidente de CEAS, José Taboada Valdés, que ha participado en la concentración y se ha unido a los cánticos de: "Libertad, libertad. Detenidos por luchar".
Se solicitan penas de hasta 30 años para los 24 saharauis que fueron juzgados por un tribunal militar marroquí en 2013, que fue denunciado por observadores internacionales y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos debido a la falta de garantías procesales para los acusados.
"Tampoco son justas las causas de asesinato que se les imputan cuando ellos realmente lo que han hecho es manifestarse pacíficamente mediante un campamento de protesta en El Aaiún ocupado", ha señalado el delegado saharaui en Madrid, Abdulá Arabi.
Tras la presión internacional, el Tribunal de Casación marroquí declaró nulo el juicio militar y remitió el procedimiento a la jurisdicción ordinaria, que señaló un juicio civil para el pasado 26 de diciembre. No obstante, Marruecos aplazó el juicio hasta el 23 de enero en una "evidente estrategia de desgaste" por parte de las autoridades marroquíes, ha criticado CEAS.
La organización ha subrayado que según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Sáhara Occidental no forma parte de Marruecos. "Es injusto porque Marruecos no puede hacer un juicio a un país que no le corresponde", ha señalado Taboada Valdés. "Pedimos la libertad inmediata de los presos políticos saharauis", ha añadido.