Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron, a los escoceses: "Queremos que os quedéis"

El primer ministro británico, David Cameron, ha abogado este miércoles por la unidad de Reino Unido y ha pedido a los escoceses que voten 'no' en el referéndum independentista que tendrá lugar el próximo 18 de septiembre. "Queremos que os quedéis", ha dicho.

El 'premier' británico ha aprovechado su discurso de Año Nuevo para, además de repasar los grandes retos pasados y futuros, lanzar un mensaje de cara a la consulta. En este sentido, ha advertido de que 2014 será "un año importante en la historia" del país y el referéndum, "la mayor decisión que hayan tomado nunca" los escoceses.
"El resultado nos afecta a todos, ya que todos vivimos en Reino Unido", ha declarado Cameron, al referirse a una votación cuyos resultados no se circunscribirán sólo a "los próximos años". Será, ha añadido, un referéndum "que puede cambiar el país para siempre".
Cameron ha abogado por "trabajar juntos" y ha lanzado a Escocia un mensaje de parte de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. "Queremos que os quedéis y juntos podremos construir un Reino Unido todavía más fuerte para nuestros hijos y nietos", ha declarado.
El mensaje de Cameron contrasta, como era previsible, con el de fin de año del ministro principal escocés, Alex Salmond, que instó a los ciudadanos a votar 'sí' a la independencia para que no despierten el 19 de septiembre preguntándose "lo que podría haber sido".
Tanto el Partido Conservador como el Laborista abogan por que la Unión siga tal como está y, según las encuestas, parecen tener ventaja frente a las consignas lanzadas desde el Partido Nacionalista Escocés de Salmond. El 'no' ronda el 50 por ciento, si bien uno de cada cuatro ciudadanos todavía no han decidido cuál será su voto.
ECONOMÍA
Al margen de la cuestión escocesa, un tema sobre el que pivotará gran parte del debate político en 2014 en Reino Unido, Cameron ha dedicado la mayor parte de su breve mensaje a una recuperación económica que ya ha dado por enfilada.
En palabras del primer ministro, Reino Unido ha alcanzado ya "un punto de inflexión" en términos económicos, en gran parte porque el plan elaborado por el actual Gobierno --compartido entre conservadores y liberaldemócratras-- "está funcionando".
Cameron, no obstante, ha llamado a "redoblar esfuerzos" y ha subrayado la necesidad de continuar con el "trabajo vital" para contener el déficit. Además, "trabajaremos todavía más duro para crear empleo", ha prometido.
La inmigración, otra de las grandes polémicas de finales de 2013 en Reino Unido, apenas ha aparecido en el discurso de Cameron, que anteriormente no ha ocultado su intención de modificar las actuales regulaciones para controlar el "desequilibrio" migratorio. El primer ministro británico se ha limitado a mencionar en su alocución la necesidad de "reducir la inmigración".