Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cameron culpa de la victoria del Brexit a la política migratoria de la UE

La vida sigue ya sin el Reino Unido junto a los 27. Esta silla vacía es la de Mariano Rajoy  que ha llegado tarde al Consejo de la UE en Bruselas. Los líderes europeos tratan de pasar página después del Brexit y plantean una cumbre para reforzar la Unión
Ayer se escenificó la separación en una última cena muy triste, según Cameron. Nuestros socios están verdaderamente tristes de que nos vayamos  de esta organización, decía tras la reunión, pero el británico reprochó a la Unión que su política de inmigración fuera en parte culpable de la victoria del Brexit. Unos socios con caras serias le dieron de plazo hasta después del verano para aclarar la situación, pero las reglas son las reglas, advertía Hollande.
No es hora de pensamientos ilusorios, sino de enfrentar la realidad, aseguraba Merkel. Camerón se fue de Bruselas con un único plan: que el nuevo ministro elegido el 9 de septiembre lidere la salida. La suya terminó así.