Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se inspira en series y juegos de terror para asesinar a su madre a martillazos

Se inspira en series y juegos de terror para asesinar a su madre a martillazoscuatro.com

Reino Unido condena a 16 años de cárcel al adolescente Daniel Bartlam 

Con quince años mató a su madre emulando al protagonista de Coronation Street 

Después de asesinar a su madre, la prendió fuego para cometer el "crimen perfecto"

Con la frialdad de un despiadado asesino, Daniel Bartlam, acabó con la vida de su madre a martillazos con sólo 14 años. Ahora, un año después del crimen, un juez de Reino Unido le ha condenado a 16 años de prisión por los hechos. Durante el juicio, se supo que el menor se inspiró en conocidas series y juegos de terror para cometer el "crimen perfecto".
Tal y como señalan algunos diarios como el Daily Mail, Daniel se propuso cometer el "crimen perfecto" emulando a sus estrellas.
Así, el joven, que en el momento de los hechos sólo tenía 14 años, quiso imitar al protagonista de la exitosa serie británica de terror Coronation Street, John Stape, que en un capítulo de la misma asesinó a una mujer con un martillo.
Daniel, tras haber discutido con su madre un día de abril de 2010 decidió terminar con su vida. Así, le asestó siete martillazos que resultaron ser mortales. Tras ello, envolvió el cuerpo con papel, lo roció con gasolina y lo prendió fuego para no dejar pruebas incriminatorias.
Debido a las graves quemaduras, la mujer pudo ser identificada por las piezas dentales.
En un primer momento, el joven aseguró que el crimen fue cometido por un intruso que huyó tras conseguir entrar en la vivienda familiar. Sin embargo, horas después el propio Danel reconoció ante los agentes que había sido él mismo el que había asesinado a su madre.
Ahora, un juez británico de Nottingham ha condenado al joven a 16 años de prisión por los hechos.