Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 15.000 piezas antiguas sirias pueden acabar en el mercado negro por la guerra

Museo de IdlibReuters

Unas 15.000 antigüedades que habían permanecido a buen recaudo en cajas fuertes de la ciudad siria de Idlib se encuentran ahora en peligro de acabar en el mercado negro después de que el grupo opositor Frente al Nusra se hiciera la semana pasada con el control de la ciudad, por vez primera desde el inicio de la guerra en Siria hace cuatro años, según ha advertido el director de Museos de Siria, Maamoun Abdulkarim.

"Lo que ha sucedido en Idlib ha sido un auténtico desastre. Es la peor catástrofe cultural que ha sucedido hasta ahora en Siria", ha declarado Abdulkarim. Las piezas en cuestión son estatuas y obras de cerámica, algunas de hace milenios.

Estas piezas se encuentran en varios puntos de la ciudad pero la mayoría se encuentran alojadas en el Museo de Idlib, donde hace una semana "los grupos armados echaron a patadas a los empleados", según Abdulkarim, que sospecha que estas obras podrían acabar en Turquía a través del mercado negro.

El Ministerio de Cultura de Siria estima que más de 1.500 piezas han desaparecido ya del museo de la ciudad de Raqqa, en el noreste de Siria, ahora bajo control de los yihadistas de Estado Islámico, y de la localidad de Deir Atiya, en el norte de la provincia de Damasco.