Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cunha achaca a una "venganza" su expulsión de la Cámara de Diputados de Brasil

El expresidente de la Cámara de Diputados de Brasil ha afirmado este lunes que su expulsión ha sido "una venganza" por el proceso de 'impeachment' a Dilma Rousseff, agregando que se ha convertido en un "trofeo".
"Me equivoqué muchas veces, soy humano, pero lo que ha llevado a mi expulsión es la política. Fui víctima de una venganza política, perpetrada en medio de un proceso electoral", ha valorado.
"Culpo al Gobierno actual", ha dicho, recalcando que "no es que haya hecho algo" para expulsarle, si bien ha recordado que, al apoyar el nombramiento de Rodrigo Maia --propuesto por el Partido del Trabajo de Rousseff-- como su sustituto, "se adhirió a la agenda de la expulsión".
Así, ha afirmado que "el Gobierno tiene una eminencia gris", apuntando a Moreira Franco --suegro de Maia--, del que ha dicho que "lidera el Ejecutivo", según ha informado el diario brasileño 'O Globo'.
Cunha ha asegurado además que escribirá un libro sobre el proceso de 'impeachment' a Rousseff, incluidas varias conversaciones con el actual presidente, Michel Temer, recalcando que "los diálogos con todos los que participaron serán hechos públicos de forma íntegra".
"No soy una persona que haga amenazas veladas. La sociedad merece saber, y mi libro les hará saber", ha manifestado, al tiempo que ha asegurado que, si bien no grabó las conversaciones, las recuerda "de memoria".
Por otra parte, ha anunciado que recurrirá la decisión de la Cámara de Diputados de expulsarle e inhabilitarle de cualquier cargo político durante ocho años, si bien ha dicho que "está desanimado" ante las posibles acciones del Tribunal Supremo Federal.
LA DECISIÓN DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS
La decisión de la Cámara de Diputados ha sido tomada con 450 votos a favor --eran necesarios 257--, diez en contra, nueve abstenciones y 42 ausencias, tras considerar que Cunha mintió sobre sus cuentas en Suiza.
Cunha renunció al cargo en julio, del que había sido suspendido y destituido por su presunta implicación en el escándalo de corrupción de Petrobras y sus cuentas bancarias en Suiza.
El Tribunal Supremo ordenó en mayo suspender a Cunha a raíz de la 'Operación Lava Jato', ya que el ahora ex presidente de la cámara baja ha sido señalado por varios delatores como uno de los encargados de cobrar sobornos a cambio de favores políticos.
En junio, la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados votó a favor de su destitución en una investigación separada por la supuesta existencia de cuentas bancarias en Suiza que Cunha habría ocultado al fisco brasileño.
Cunha atribuye todas estas acusaciones a su decisión de activar el proceso de 'impeachment' contra Rousseff, que ha sido destituida por el Senado tras un juicio político en su contra por irregularidades contables.
Temer, del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el mismo partido político de Cunha, ha asumido las riendas del Gobierno, aunque varios de sus ministros han tenido que dimitir por el caso Petrobras.