Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Cumbre de las Américas culminará sin consenso por una exigencia de Venezuela

La Cumbre de las Américas culminará sin consenso después de que los cancilleres de los países que participan en la cita no acatasen por unanimidad una exigencia de Venezuela, que pedía incluir un párrafo en el documento final sobre las sanciones que Estados Unidos aplicó a funcionarios venezolanos, así como sobre el decreto en el que declaraba a la nación sudamericana como una "amenaza".

Esta propuesta no fue aceptada por algunas delegaciones, por lo que en su lugar, Panamá, anfitrión de la cita, emitirá un informe final. Así se ha acordado en la reunión de cancilleres previa a la Cumbre que, a partir de mañana, congregará en el país centroamericano a mandatarios de 35 países americanos, tal y como informa el diario venezolano 'El Universal'.
La ministra de Relaciones Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, ha confirmado la falta de acuerdo respecto a la exigencia planteada en esta reunión, aunque no ha aportado más detalles acerca de los diferentes bloques que apoyaron o rechazaron esta cuestión. "Ratificamos nuestra exigencia sobre la necesidad de que ese decreto imperial sea derogado", ha apostillado Rodríguez.
Este hecho contrasta con los acercamientos entre los dos países previos a la Cumbre. Este mismo jueves, el presidente Nicolás Maduro afirmaba que Venezuela está "preparada" para una "nueva era de relaciones" con Estados Unidos, después de que el mandatario estadounidense, Barack Obama, 'rectificase' y dijese que Venezuela "no es una amenaza" para la seguridad nacional del país norteamericano.
Durante un discurso desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, Maduro confirmó que se reunió el pasado miércoles con el consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, a quien transmitió su voluntad de "abrir las compuertas de una nueva etapa de relaciones".
Asimismo, dijo al representante del Departamento de Estados de Estados Unidos que "Venezuela siempre ha demostrado una diplomacia de paz y de respeto a las otras naciones" y señaló que los venezolanos no son "antiestadounidenses", sino "antiimperialistas".
La visita de Shannon a la capital de Venezuela, que se produjo en vísperas de la Cumbre de las Américas de Panamá y en medio de la tensión entre Caracas y Washington por el decreto de Barack Obama sancionando a varios altos cargos venezolanos, fue acogida con beneplácito por el Gobierno venezolano.