Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba celebra que la UE ponga fin a la Posición Común, un "vestigio del pasado"

El Gobierno cubano ha aplaudido el acuerdo de los países miembro de la Unión Europea para poner fin a la Posición Común de 1996, toda vez que la considera "un vestigio del pasado" que contradice "las bases de igualdad, reciprocidad y respeto" sobre las que se desarrollan ahora las relaciones.
El próximo lunes, la UE y Cuba firmarán un acuerdo para normalizar relaciones y poner fin a la denominada Posición Común, una iniciativa promovida por el Gobierno de José María Aznar y que condiciona la profundización en las relaciones a avances democráticos y en Derechos Humanos en la isla.
El viceministro de Exteriores cubano, Abelardo Moreno, ha asegurado en un comunicado que su administración acoge "con satisfacción" el acuerdo de este martes para archivar de forma definitiva una práctica "injerencista, selectiva y discriminatoria".
"Esa política unilateral había sido superada de facto, como lo evidencia la positiva evolución que en los últimos años han tenido los vínculos de Cuba con la Unión Europea y sus Estados miembros", ha añadido. En este sentido, La Habana venía reclamando desde hace años su "abolición".
Las autoridades cubanas han destacado que el nuevo acuerdo "dotará por primera vez a las relaciones entre ambas partes de un marco contractual recíproco, respetuoso y mutuamente ventajoso para el desarrollo del diálogo político y la cooperación, incluida la facilitación del comercio".
La Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintiocho y el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, firmarán el 12 de diciembre en Bruselas este nuevo compromiso.