Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba, "indignada" por el incidente con Delcy Rodríguez en la reunión de MERCOSUR en Argentina

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ha emitido un comunicado en el que expresa su "sorpresa" e "indignación" ante el incidente que sufrió la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, cuando trató de acudir a la cumbre de estados del Meracado Común del Sur (MERCOSUR) en Argentina este miércoles.
"La fuerza policial y la violencia desmedida empleada contra los ministros de Relaciones Exteriores Delcy Rodríguez Gómez y David Choquehuanca Céspedes y sus acompañantes constituyen un acto violatorio de las convenciones de Viena sobre las relaciones diplomáticas", ha lamentado la Cancillería cubana.
Asimismo, ha recordado que "nada justifica el empleo de la agresión física en una reunión internacional contra representantes oficiales de otros gobiernos", haciendo hincapié en que además, uno de ellos era una mujer.
En este contexto, La Habana ha asegurado que esta situación no habría tenido lugar si los actores involucrados "hubieran atendido los comprensibles reclamos de Venezuela", al tiempo que ha instado a las partes a "buscar el diálogo y la negociación y a impedir por todas las vías que las conductas propias del fascismo y las dictaduras militares puedan repetirse entre naciones hermanas de nuestra región".
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, protestó por la agresión sufrida por Rodríguez cuando se le vetó la entrada a la reunión del MERCOSUR convocada en Buenos Aires. En su intervención, el presidentea aseguró que Rodríguez tiene una "grave afectación", que "posiblemente" sería una "fractura de la clavícula" porque "fue lanzada al piso".
CRISIS EN MERCOSUR
La crisis en MERCOSUR se hizo patente el pasado verano, cuando Brasil, Argentina y Paraguay se negaron a que Venezuela asumiera la Presidencia temporal de manos de Uruguay por incumplir sus obligaciones y la crisis política y social en la nación caribeña.
En estos seis meses, los cuatro países fundadores han desconocido la Presidencia venezolana y el miércoles anunciaron que pasaría a manos argentinas, algo que el Palacio de Miraflores ha rechazado y ha atribuido a una "venganza" del presidente argentino, Mauricio Macri.
Maduro ha achacado la ofensiva contra Venezuela en MERCOSUR a la 'triple alianza' de la derecha regional, nombre con el que se refiere a Brasil, Argentina y Paraguay, países cuyos gobiernos han cambiado de signo político en los últimos años.
En respuesta, Venezuela ha activado el Protocolo de Olivos, que contiene el mecanismo de solución de controversias para MERCOSUR. Este jueves se ha celebrado una nueva reunión para escuchar los argumentos venezolanos contra su suspensión, ordenada el 1 de diciembre.