Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Cuarteto de Normandía constata los "graves fallos" en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk para Ucrania

Los líderes del Cuarteto de Normandía --integrado por Ucrania, Rusia, Francia y Alemania-- han mantenido este lunes una conversación telefónica de dos horas en la que han constatado los "graves fallos" en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk, cuyo objetivo es poner fin a la guerra en el este de Ucrania entre las fueras gubernamentales y los separatistas prorrusos.
"Los cuatro líderes han intercambiado opiniones sobre la situación en el sureste de Ucrania, teniendo en cuenta los graves fallos en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk del 12 de febrero de 2015", reza el comunicado difundido por el Kremlin.
La Presidencia de Ucrania, por su parte, ha denunciado que "los últimos días de julio han sido los más sangrientos de 2017" y ha urgido a Rusia a "cesar inmediatamente las acciones de agresión", al tiempo que ha reclamado "un suministro de armas para los territorios ocupados".
El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, "ha enfatizado la importancia de desplegar una misión de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas en Donbas", donde ya están presentes observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).
Además, ha acusado a su par ruso, Vladimir Putin, de bloquear el canje de prisioneros, uno de los puntos de los acuerdos de Minsk. "Ucrania insiste en la inmediata liberación de todos los rehenes, incluidos aquellos retenidos ilegalmente en Rusia. En particular, Oleg Sentsov y Roman Sushchenko", ha añadido.
Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, "han enfatizado que cualquier declaración que socave la integridad territorial de Ucrania es inadmisible", de acuerdo con la nota oficial publicada por Kiev.
El Cuarteto "ha subrayado la importancia de que haya una tregua completa y de que se retiren las tropas y el armamento pesado" de la línea de frente y, para conseguirlo, han decidido "seguir trabajando sobre la 'hoja de ruta' de los acuerdos de Minsk". "Con este fin, asesores de política exterior de los jefes de Estado del formato de Normandía se reunirán en la segunda mitad de agosto", han avanzado.
SIN VISOS DE SOLUCIÓN
Coincidiendo con el diálogo entre Poroshenko, Putin, Macron y Merkel, el ministro de Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, ha confesado a la prensa que no ve que el conflicto en el este de Ucrania vaya a resolverse a corto o medio plazo.
"Creo que por ahora no hay perspectivas de solución para la crisis entre Ucrania y Rusia", ha dicho en la rueda de prensa que ha ofrecido junto a su homólogo esloveno, Karl Erjavec, durante una visita oficial a Liubliana. "Para resolver la crisis de los acuerdos de Minsk tendría que haber respecto y desafortunadamente no es el caso", ha apuntado.
Bielorrusia auspició en 2014 una conferencia de paz en su capital, Minsk, para resolver el conflicto que estalló ese mismo año en el este de Ucrania. El acuerdo apenas se cumplió y las partes suscribieron una nueva versión un año después, que se ha incumplido igualmente.