Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cruz Roja alerta de la necesidad de cirujanos de guerra en Malí por la escalada de violencia en el norte del país

Cruz Roja ha alertado de la escasez de cirujanos de guerra en el norte de Malí a causa del aumento de heridos por los últimos enfrentamientos en la región de Kidal, en el norte del país.
Desde el 26 de julio los enfrentamientos que tienen lugar en Kidal han hecho que el número de heridos aumente exponencialmente. Al menos 43 personas han tenido que ser atendidas durante ese período en el centro de salud de la ciudad y en el hospital de Gao, ciudad en el noroeste del país, según afirma el comunicado de Cruz Roja.
"En el norte, la necesidad de tratamientos médicos sigue siendo alta. Con un creciente nivel de inseguridad, los agentes humanitarios tienden, por desgracia, a reducir su actividad y el plan del Gobierno para restablecer y aumentar los servicios sanitarios estatales aún no ha llegado", afirma el jefe de la delegación del CICR en Malí, Jean-Nicolas Marti. En lo que llevamos de año, 268 heridos de guerra ha sido operados por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).
En 2012, varios grupos yihadistas se hicieron con el control del norte de Malí. Francia intervino militarmente para expulsar a los milicianos de las ciudades, pero siguen produciéndose atentados esporádicos, principalmente dirigidos contra los ejércitos de los países africanos y los 'cascos azules' de la ONU.
Además, el conflicto entre facciones tuareg rivales se ha intensificado y amenaza con poner en riesgo el acuerdo de paz alcanzado entre las partes en 2015.
La ONG Médicos Sin Fronteras anunció el pasado 1 de julio la suspensión temporal de sus actividades en la región maliense de Kidal tras ser víctimas del tercer robo en sus instalaciones en menos de un mes y de un intento adicional de asalto en otro de sus almacenes.